[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Tiempos difíciles…

opinion

En diferentes aspectos, el mundo atraviesa una época difícil, las sociedades somos culpables de los problemas políticos, económicos y sociales, en lo natural, vivimos cambios de un ciclo desconocido…

Si estudiamos la historia del mundo, en el transcurso de cientos, miles y más años, las sociedades han llegado a sus mejores momentos de desarrollo y bienestar en aspectos económicos y sociales. Sin embargo, los grandes Imperios que se forman y llegan a la cúspide, siempre entran en decadencia hasta llegar al colapso. Es una situación infalible y cíclica que se presenta periódicamente en la historia. El final en la decadencia espiritual podría ir de la mano del final con el desastre natural. En mi opinión, esta situación se debe a que el hombre no entiende que en la vida debemos seguir el propósito de la justicia de Dios. Somos seres esencialmente espirituales, pecadores y débiles y caemos siempre a los pies del egoísmo, la ambición desmedida, la avaricia, la lujuria, y todo lo que nos aleja de Dios y su justicia. Amar a Dios se resume en amar al prójimo. Las grandes diferencias en el mundo, el hambre y la pobreza, llegan a los puntos extremos cada cierto tiempo, en donde se cumplen ciclos en la existencia del mundo y sus sociedades. El avance de la tecnología en sus diferentes áreas, telecomunicaciones, informática, ciencia, ingeniería, electrónica, medicina y salud etcétera… han permitido un desarrollo económico en el mundo, pero el desarrollo social se rezaga constantemente, presentando un desbalance cada vez mayor en las diferencias sociales y la repartición de la riqueza. Hay un efecto pirámide entre las personas con más riqueza y las personas más pobres. Cada día hay menos personas con más riqueza y más personas con más pobreza. O sea, la riqueza se está repartiendo cada vez en menos personas. Al final, es producto del abuso de poder y del aprovechamiento de poderes nocivos para las sociedades, que pasan por encima del vecino para lograr lo que quieren. Hace unos días leíamos una noticia alarmante, en Islandia se acaba de nombrar la primera generación de personas cien por ciento ateas. Eso significa que las personas están dejando de creer en Dios a pasos acelerados, y esto es claramente la confirmación de la decadencia del mundo de hoy, en una etapa más hacia el colapso y el final de otra era. La fe en Dios, va de la mano de nuestra esencia como personas y nuestra formación espiritual que establece nuestros principios y valores. Sobre esta plataforma actuamos y vivimos. También hay muchas personas hipócritas que se somatan el pecho los domingos ante la sociedad por apariencia y conveniencia, pero actúan incorrectamente en su trabajo y vida de lunes a sábado, personas de doble moral. Hay que ser congruentes con lo que predicamos y hacemos como una forma de vida. ¿Cuáles serán entonces los valores de estas sociedades “modernas”? El poder del “yo” de lo que podemos lograr cada uno con su potencial hasta llegar a creerse ser el mismo Dios. Nacen los ídolos falsos, el Dios del dinero y poder, vemos las sociedades materializadas al extremo y de consumismo como valores. Cómo hacer una riqueza y fortuna sin importar la forma ni los medios, porque no hay valores espirituales ni Dios que valgan… Lo vemos a nivel mundial diariamente, las mafias, corrupción, muerte, líderes que aman a Dioses falsos o con creencias religiosas extremistas que a través del terrorismo siembran el dolor, el odio y la muerte. Pero todo lleva la finalidad de obtener el poder del mundo, promoviendo valores de muerte. Si hablamos de la naturaleza, del clima y desastres naturales, mi opinión es que lejos que la contaminación creada por el hombre afecte directamente el clima, el problema es un fenómeno cíclico en el mundo. Cada cientos o miles de años el mundo sufre catástrofes de grandes magnitudes y nuestra era moderna no conoce lo que puede venir próximamente, y que cambiaría drásticamente al mundo y eliminaría alto porcentaje de la población mundial. Todo esto de la mano a un final moral y espiritual de las sociedades, para dar inicio a una nueva era en donde empiece la vida basada en valores espirituales, y así, corre y va de nuez…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Paulina Santizo
La supervivencia de una ciudadanía olvidada

La población no se queda de brazos cruzados.

noticia Edgar Balsells
El oneroso tema de la judicialización de la salud

¡Togados recetando! Un buen tema de reflexión sobre el negocio de la salud.

noticia Danilo Parrinello
Qué está pasando en el mundo (segunda parte, España)

“El orgullo viene antes de la caída”.



Más en esta sección

Localizan a 75 migrantes haitianos y cubanos en Zacapa

otras-noticias

Ciclistas realizan el primer recorrido de la Biciruta 502

otras-noticias

El hospital de COVID de los corruptos doctores de la muerte

otras-noticias

Publicidad