[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Cómo manejar la indignación

opinion

Frente a la Cumbre de mandatarios iberoamericanos ¡exigimos hechos y no declaraciones superfluas!

 

Cada vez que hablo con la familia, amistades, vecindades o en la calle, en general la gente expresa un sentimiento de cansancio y hartazgo frente a la falta de resolución de los problemas y el cinismo de la clase política. Los sentimientos de moda son el desasosiego, la frustración e indignación. Pareciera que cuando no puede pasar nada peor, alguien consigue rebasar –y a veces con creces– nuestro asombro.

Este descontento pareciera que poco a poco se ha ido enquistando en el cuerpo colectivo, porque no hemos logrado dar salida a ese sentimiento de malestar y a veces nos hemos quedado con la resignación y el aguante. Seguimos esperando que, por obra divina, alguien haga algo que detenga el egoísmo de quienes nos gobiernan, que detenga sus planes de destrucción, saqueo y desdeño de una población que muere de a poco, por el hambre, el desempleo, la inseguridad y la violencia. Yo sigo con la esperanza de que no nos vamos a dejar caer en una convalecencia de dolor y muerte lenta, sino que vamos a levantarnos y encontrar la ruta hacia la vida.

Hay caminos largos que a veces vale la pena recorrer, pero el asunto es tener la convicción de querer seguirlos, aunque el cansancio se imponga a ratos. Atrevernos a soñar, para establecer lugares o puntos de llegada es central. Algunas le llamamos proyecto político, otras el Utz Kaslemal Kike Ixoq’i, otros el Buen Vivir. Lo que sí, es que ese referente es importante porque nos marca un camino, a pesar de los obstáculos que nos ponen la clase política y la oligarquía, que no quieren ceder en lo mínimo sus intereses espurios, a pesar de que con ello se derrumbe el país.

En este andar, aunque a veces perdamos el rumbo, encontraremos sitios de descanso, apoyos y alianzas. Esto indica la necesidad de construir nuevos pactos de convivencia. Como bien dice el dicho, no se llega a la transformación, se transforma al caminar; y en el andar es como vamos erigiendo nuevas relaciones, que se convierten en referentes distintos de cómo hacer comunidad.

Para ello, el llamado es a acompañarnos, quejarnos, informarnos, analizar y accionar en colectivo. No podemos dejar que el miedo, la apatía o la desesperanza se apropie de nuestras vidas y nuestro futuro.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú / Colaboradora de elPeriódico
Reo se fuga durante una visita médica al Hospital Regional de Quetzaltenango

El privado de libertad escapó cuando ingresó al sanitario. 

noticia AFP
Ortega cancela permisos de Oxfam y otras ONG en Nicaragua, tras sanciones de EE.UU. y la UE

Daniel Ortega, de 75 años, gobierna desde 2007 y se postula para un cuarto mandato sucesivo por su partido.

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
A Guatemala no han llegado las variantes del COVID-19, según el MSPAS


Más en esta sección

Autoridades allanan vivienda en busca de medicamentos en San Marcos

otras-noticias

Fiscalía chilena abre investigación por violenta protesta contra venezolanos

otras-noticias

Iglesia salvadoreña pide revertir depuración de jueces

otras-noticias

Publicidad