[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Más vale tarde que nunca

opinion

Un permiso municipal que solo se tardó diez años.

 

El día de ayer me dio mucho gusto leer una noticia periodística en donde el alcalde de la Ciudad de Guatemala informaba con mucho orgullo de que habían autorizado que la Vía Alterna al Sur (VAS) pudiera entrar al municipio. Me parecieron muy atinados los comentarios sobre todas las fuentes de trabajo directo que se lograrán, sobre los ahorros de tiempo y dinero que esto conlleva, y que se pueda reconocer que cualquier obra de infraestructura genera una cascada de beneficios económicos difíciles de medir, pero fáciles de percibir. Revisé la fecha del artículo, 12 de noviembre de 2018 y lo comparé con la fecha de la inauguración del proyecto por parte del entonces presidente Berger a finales del 2007 y solo pude pensar que ¡más vale tarde que nunca! No sé si algún día un valiente economista pudiera calcular el costo que tuvo para el país el hecho de que la Municipalidad de Guatemala se tomara aproximadamente diez años para autorizar dicho permiso. Sería difícil cuantificar los millones de galones de petróleo, horas de estrés y sobre costo de fletes los que se pudieron evitar en esta década perdida, que afortunada y finalmente se acabarán. De lo que sí estoy seguro es que, en cualquier facultad de Ciencias Económicas o Ciencias Políticas del país, este ejemplo de retraso en un permiso municipal puede ser usado para reforzar el conocimiento que, si no hacemos algo por mejorar a nuestra clase política, estos costos cada vez serán mayores.

A nivel mundial hay una tendencia a que el sector privado se involucre en la infraestructura de los países. Los gobiernos nacionales y los municipales no tienen los recursos que una población creciente exigen y entonces surgen las alianzas público-privadas para que suplan las necesidades y sean privados los que se arriesguen. Entonces lo único que debemos exigir a nuestras autoridades es que sean progresistas y apoyen proyectos de beneficio a la comunidad y no los entorpezcan. En el caso específico de la VAS, por ser un proyecto privado cuyo riesgo es privado también, la Muni debió autorizarla hace mucho tiempo. Las carreteras de peaje no solo benefician al que tiene los medios para pagarlas ya que se ahorra tiempo y gastos de operación. También se benefician los que siguen usando las vías públicas por la reducción de usuarios que se van por las vías pagadas.

Nuevamente vemos que la competencia hace que la gente se supere. A pocos meses de la convocatoria a elecciones esperamos ver en los periódicos buenas noticias como esta de la VAS. No importa que hayamos tenido que esperar diez años para poder ver finalmente la culminación de un proyecto beneficioso para toda la ciudanía vecina o usuaria del municipio de Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez elPeriódico 
Se iniciará el diagnóstico de la red ferroviaria del país

El BCIE anunció la cooperación técnica que dará Corea para realizar los estudios que se completarán en 11 meses.

noticia Europa Press
Rover chino recorre media milla en Marte

La cámara trasera para evitar obstáculos tomó esta foto del vehículo justo por encima de las rocas.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Congreso conocerá antejuicio en contra de magistrados de la CC


Más en esta sección

Localizan a 75 migrantes haitianos y cubanos en Zacapa

otras-noticias

Ciclistas realizan el primer recorrido de la Biciruta 502

otras-noticias

El hospital de COVID de los corruptos doctores de la muerte

otras-noticias

Publicidad