[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El laberinto del engaño

opinion

¿Nos dejaremos conducir al abismo que se abre frente a nosotros?

La CICIG fue concebida justamente para lo que ha venido haciendo: desarticular los sistemas mafiosos que mantienen penetrado el poder político en Guatemala desde tiempos inmemoriales. El problema es que, en la medida que se fueron dando las investigaciones, resultó que los involucrados en aquel sistema tan próspero para ellos, venían de todas las avenidas de la sociedad: exitosos empresarios, militares, gente de lo que en Guatemala se llama “buenas familias” e inclusive familiares de personas muy encumbradas en los estratos de poder. La premisa de que todos somos iguales frente a la Ley, es un trago demasiado amargo de tragar, en un país donde siempre unos han sido más iguales que otros.

Digámoslo claro: lo que hoy defienden las posturas del Gobierno frente a CICIG, están defendiendo su sacrosanto derecho al privilegio y la intocabilidad. ¿Por qué no? Si desde siempre han sido inmunes, impunes y están colocados más allá del bien y del mal. Por supuesto que un sistema tal atrae hacia sí todo tipo de sabandijas, como en el invierno cuando la luz se llena de ronrones y palomillas. ¿Quién no quiere las cosas fáciles? Obtener negocios mediante sobornos, allanar cualquier persecución legal mediante influencias poderosas, mantenerse en puestos públicos ad eternum y, de paso, contratar a toda la familia, beneficiarse de los recursos públicos de todas las maneras posibles: plazas fantasma, carreteras para mi negocio, sobresueldos, tocar dinero sucio del narcotráfico. ¡Por favor!

Defender semejante aberración bajo premisas absurdas como las que se esgrimen en los espacios de discusión en Guatemala solamente significa una cosa: la colonización de las mentes ignorantes. Lejos, muy lejos de esta aberración mental, y de las distorsiones que permite, existe una cosa dura como roca: la verdad.

La aventura de desarticular la estructura de poder que en la oscuridad ha manejado los hilos del país venía con un precio. Y claro, los beneficiados de aquella oscuridad, no se iban a quedar quietos, pagando sus adeudos con la sociedad, cual ciudadanos ejemplares. Ahora bien, si seguimos por el camino que se ha emprendido ¿a dónde vamos? ¿A un Estado donde se respete la ley? ¿A un Estado donde estén protegidas nuestras garantías ciudadanas? ¿A un Estado democrático? En situaciones como las que estamos viviendo, se sabe dónde se empieza, pero nunca se sabe dónde se va a terminar. Los sistemas dictatoriales nunca empiezan proclamando sus intenciones. Desbaratar los controles del poder público es un riesgo para todos. Aun para quienes hoy se ven como “amigos” de la propuesta. Cuando el poder se libera de sus trabas jurídicas, gira sin control.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
Nombran a nueva Secretaría de Comunicación Social de Giammattei
noticia Gonzalo Asturias Montenegro
No tiene capa ni antifaz de héroe, pero lo es

La lucha contra la corrupción e impunidad no tiene ideología.

noticia AFP
Kanye West y Kim Kardashian viven separados, según medios

Desde hace meses, West, de 43 años, vive en Wyoming (oeste) y Kim Kardashian, de 40 años, sigue en California con sus cuatro hijos, según esa fuente.



Más en esta sección

Cabecitas de Algodón pide ayuda para su mantenimiento

otras-noticias

Mujeres se manifiestan contra los femicidios en Guatemala

otras-noticias

Capturan a cuatro hombres por la muerte de dos mujeres en Jalapa

otras-noticias

Publicidad