[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Dos presidentes

opinion

Uno elegido por los guatemaltecos y otro disfrazado.

Tras perderse la batalla de Francia en 1940, el mariscal Pétain solicitó al fascismo nazi un armisticio, y dirigió con Laval el colaboracionismo con los invasores alemanes, aceptando la dominación para evitar males mayores, y evitándoles el costo de administración. El nuevo gobierno operó desde Vichy, a donde también llegó a instalarse el embajador especial Otto Abets, para cuidar que la política interior se mantuviera de acuerdo a las instrucciones alemanas.

La “colaboración” empobreció a Francia, factor que en cuatro años los desgastó tanto como el embate de la Resistencia. El general Charles De Gaulle no se rindió nunca y desde Inglaterra lanzó el llamado a resistir, no como súbdito de Churchill sino aliado, asumiendo el mando de la Francia libre y combatiente. Estuvo en la liberación e implementó una economía dirigida que recuperó al país de la debacle.

Esta dramática historia es ejemplo de cómo la guerra entre estados crea férreas identidades, y por eso los franceses conducen con independencia su nación, y resuelven sus problemas con dignidad.

En nuestro caso es diferente, porque hemos vivido sometidos a extranjeros desde la Colonia, y es como si nos gustara esa condición. La cultura ha impuesto el prejuicio de que los dueños de las fincas, fábricas y empresas manifiesten cierta diferencia étnica, algunos hablan en idiomas diferentes en sus hogares, y en los últimos años hasta procuran tener la doble nacionalidad. Lo que más se rechaza es lo propio, porque nunca hemos sufrido una guerra contra extraños, pero sí nos hemos desangrado internamente. El enemigo es siempre el vecino, el de la otra calle, los del siguiente pueblo, los que andan a nuestro lado, y hasta los parientes. La desconfianza es tal que nos destruimos entre nosotros, como si no perteneciéramos a la misma nación.

Vivimos una crisis política eterna. El último año ha sido patético, con dos presidentes, uno elegido por los guatemaltecos y otro disfrazado. Ambos hacen política, con oposición y adeptos. El presidente nacional veta el ingreso al país a su Otto Abets, y sus colaboradores y seguidores claman al cielo Golpe de Estado. Lo dicen abiertamente, quieren que el presidente nacional se vaya ya, porque no pueden esperar los pocos meses que le quedan, para que únicamente gobierne el extranjero, sin oposición, como en Vichy. Al menos aquí no hay guerra, campos de concentración ni bombardeos, lo que es un alivio en medio de esta triste realidad de opereta.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Sakkari da la gran sorpresa

La tenista griega Maria Sakkari (18ª jugadora del ranking) dio la sorpresa al ganar este miércoles por 6-4 y 6-4 a la polaca Iga Swiatek (9ª), vigente campeona del torneo, y clasificarse para semifinales de Roland Garros.

 

noticia Luisa Paredes / elPeriódico
EE.UU. llama a combatir la pesca ilegal en América y el Caribe
noticia EFE
Estados Unidos avanza hacia la creación de pasaportes de vacunación

El Estado de Nueva York ha sido el primero en poner en circulación un certificado digital.



Más en esta sección

Daniel Ortega es proclamado candidato a la reelección para un cuarto mandato sucesivo en Nicaragua

otras-noticias

El plástico está afectando a las tortugas marinas jóvenes

otras-noticias

Científicos descubren cómo se alimenta un agujero negro

otras-noticias

Publicidad