[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Marcha por la vida

opinion

El domingo pasado, decenas de miles de guatemaltecos respondieron al llamado de manifestar su oposición a la aprobación de las iniciativas legislativas números 5395 (proyecto de Ley de Identidad de Género) y 5376 (proyecto de Ley para la Protección Integral, Acceso a la Justicia, Reparación Digna y Transformadora a las Niñas y Adolescentes Víctimas de Violencia Sexual, Explotación Sexual y Trata de Personas), que actualmente se encuentran en discusión en el Congreso.

La marcha denominada “Guate por la Vida y la Familia” fue encabezada por Monseñor Raúl Martínez, administrador diocesano de la Arquidiócesis de Santiago de Guatemala, Yosef Garmon, rabino de la comunidad judía en Guatemala, y Manuel Medina, Presidente de la Alianza Evangélica de Guatemala (AEG).

La manifestación fue convocada por la entidad Transformemos Guate y fue acuerpada por grupos religiosos, organizaciones sociales y agrupaciones de ciudadanos.

Familias completas de los departamentos de Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá y Guatemala se reunieron frente a la Municipalidad de la Capital y caminaron pacíficamente hacia la Plaza de la Constitución, portando banderas y carteles alusivos. La caminata desembocó en una concentración masiva que llenó la Plaza de la Constitución, durante la cual se lanzaron las consignas “sí a la vida y la familia”, “no al aborto” y “Guate por la vida”.

El proyecto de Ley de Identidad de Género propone que las personas trans puedan solicitar la rectificación de la partida de nacimiento, mediante un trámite administrativo ante el Registro Nacional de las Personas (Renap); y, asimismo, se reconoce el derecho de todas las personas a ser reconocidas de acuerdo con su identidad de género.

Asimismo, el proyecto de Ley para la Protección Integral, Acceso a la Justicia, Reparación Digna y Transformadora a las Niñas y Adolescentes Víctimas de Violencia Sexual, Explotación Sexual y Trata de Personas propone que niñas y adolescentes embarazadas puedan abortar en las primeras 12 semanas de gestación si fueron abusadas sexualmente.

La Constitución de Guatemala establece que el Estado garantiza y protege la vida humana desde su concepción, así como la integridad y la seguridad de la persona. Este precepto constitucional prevalece sobre la disposición del Código Civil que dispone: “La personalidad civil comienza con el nacimiento y termina con la muerte; sin embargo, al que está por nacer se le considera nacido para todo lo que le favorece, siempre que nazca en condiciones de viabilidad”.

Por otro lado, en el Código Penal se define el aborto como la muerte del producto de la concepción en cualquier momento de la preñez, y se castiga con penas privativas de libertad el aborto intencional.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia José Manuel Patzán/elperiodico
“La certeza jurídica es esencial para el desarrollo y generación de empleo”
noticia Redacción Cultura
El Himno Nacional, su historia y su versión por el Bicentenario

La historia del Himno Nacional se remonta a finales del siglo 19 y hoy, el Misterio de Cultura y Deportes propone una nueva forma de interpretarlo con motivo de la conmemoración.

noticia AFP
Remesas de migrantes crecen 45 por ciento de enero a junio en El Salvador

El valor promedio de cada remesa se incrementó un 19 por ciento en lo que va del año.



Más en esta sección

Guatemala se ha convertido en un muro contra caravanas

otras-noticias

Las ciudades modelos de Honduras

otras-noticias

Despidiéndome

otras-noticias

Publicidad