[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La impunidad bajo la penumbra de Xibalbá

opinion

Me indigna el antejuicio y el ataque oficial contra elPeriódico digital

Guatemala se asienta en un territorio con una población de muchos colores, donde el descontrol demográfico sigue sin freno a cada rayar el sol. En su diversidad tiene que darse un destino compartido como reza la Constitución y hacer el cambio ya. El Estado de imposición de una minoría viene de siglos y se autorrecrea con nuevos privilegios. Siempre se justifica por algún prurito ideológico con la fuerza bruta, sembrando muertes en campos y calles donde se confunden con los vivos en pena, cuyos hijos harán igual que sus padres para dar paso al mismo vacío de ilusiones perdidas para la mayoría. Y es que Guatemala no tiene un rostro sino muchas caras de la pobreza, las que reclaman contra el sistema de impunidad de esa minoría, la cual se recicla y limpia sus telarañas de antaño para mantener a esa plutocracia que se ha convertido en una dictadura bajo la fachada de democracia.

Duele la bajeza moral de esa minoría porque los jóvenes hijos del infortunio viven en el desempleo, o lo encuentran en el Ejército y la Policía, en empresas, mientras otros emigran o se vuelven delincuentes. En ese ambiente degradado supura el mal y escasea la virtud política. Y es que solo uno de cuatro de jóvenes en edad de trabajar accede a un empleo formal, otro a la informalidad, o migra al norte o lo emplea el crimen organizado, en medio de la gran desnutrición y polución donde escasean los servicios de salud y educación más que en Haití y Honduras. Estamos peor que ambos y no digamos de Venezuela. La mitad de los ingresos del país vienen de EE. UU.: agroexportaciones, remesas de los migrantes y la compra de drogas que se trasiega acá. Todo el país gira alrededor de EE. UU. para bien o para mal. Su territorio feraz está lleno de espinas por la dejadez, la impunidad, la falta de respeto a las mujeres, a los gays, a los olvidados. Acá no cuaja la ética ni la moral pues abundan las culebras y sobalevas de la avaricia. Guatemala está siempre por hacerse por lo que vale el optimismo para dejar atrás la elegía y el drama históricos. La utopía de la inclusión social es la meta aún, aunque la siga pisoteando la cleptocracia hipócrita de ayer y hoy. Tenemos que unirnos contra ella que no tuvo piedad de los pobres al acrecentar sus riquezas hurtando del presupuesto público. Sí, porque más de la mitad de la población sigue desnutrida y la desigualdad es abismal.

Indigna esta tragedia que se traduce en un inventario de muertos de hambre y emigrantes que mueren en el camino. Un inventario de entes públicos y privados fallidos, como los tres poderes, la Usac y demás entes  autónomos con sobresueldos y plazas fantasma, mientras la mafio-partido-cracia vende patria sigue enquistada en lo público y privado. Además, los enfermizos objetos plásticos invaden ríos y lagos, al igual que las mineras con su polución mineral, cuyas coimas a los funcionarios es notoria. La escasez de tierra agrícola recuerda el despejo de las tierras comunales indígenas que defendieron Atanasio Tzul, el xinca José Zapeta y Rafael Carrera, quienes levantaron a los pueblos hace siglo y medio contra la minoría criolla liberal que se les pretendía arrebatar para darla a un inglés, y los siguieron defendiendo los prohombres desde 1944 a la fecha: Arévalo, Arbenz, Otto René Castillo, Cardoza, Asturias, Doroteo Guamuch Flores, Teodoro Palacios Flores, Meme Colom, Fuentes Mohr, Oliverio, Molina Orantes, Gerardi y tantos más, en la maratón épica iniciada en 2015 contra la corrupción del clepto Estado oscuro que encabezaron Colom-Sandra, Pérez Molina-Baldetti, de Jimmy-Jovel, que sirven a la cofradía y a la cleptocracia que se reúne en la penumbra de Xibalbá para mantener el “pacto de los corruptos” y seguir haciendo daño a la mayoría de guatemaltecos. Por eso salgamos de la tragedia actual y apoyemos la épica empresa de la CICIG y tantas organizaciones más en contra del antejuicio, que es sin duda un escudo contra la impunidad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción Deportes
Sanarate frena al campeón

Sanarate da la sorpresa de la jornada del Clausura 2021, al vencer y quitarle el invicto a Guastatoya 3-2, resultado que deja como absoluto líder a Comunicaciones.

 

 

noticia Redacción/ elPeriódico
Lista de funcionarios corruptos de Guatemala sería publicada la próxima semana

La “Lista Engel” evidenciará a las figuras políticas vinculadas a actos ilícitos en Guatemala, El Salvador y Honduras. 

noticia José Alejandro Arévalo Alburez
Focalizarse en lo esencial

Estamos perdiendo nuestro país.



Más en esta sección

CSJ mantiene la inmunidad a diez magistrados por el caso Comisiones Paralelas 2020

otras-noticias

Ingresan al país 363 mil 870 dosis de la vacuna Pfizer

otras-noticias

5 Minutos

otras-noticias

Publicidad