[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Dictadura blanda

opinion

“Están pensando bloquear a todo aquel que no los obedezca”.

Las bolas chapinas no han parado de rodar comentando el interés de algunos políticos convencidos de poseer la verdad absoluta, de impedir que los guatemaltecos elijan a sus próximos dirigentes. Al menos que sea a ellos. Se quejan de que los chapines no les dan la oportunidad de experimentar sus teorías, y no nos aceptan como somos, diferentes, con costumbres y mañas que requieren algo más que perseguir a cabezas públicas y castigar a víctimas ingenuas, promoviendo la delación y la traición, sin saber que tales vicios han estado presentes y vivos desde los antiguos dictadores, y por eso nadie confía en nadie.

El clima de corrupción es la prueba. Después de diez años de presencia extranjera enjuiciando y persiguiendo corruptos, nada parece haber cambiado. Los mañosos continúan con sus prácticas, y las cárceles están llenas de sospechosos y víctimas, porque no siempre los que caen son los que la deben. Hay ejemplos que es de ponerse a llorar, gente pequeña que ha sido torturada para que acuse a otros, detenidos por meses por culpas insignificantes, sin PDH que los defienda. Hay también representantes legales de empresas, que eran simplemente empleados de otros, a quienes les cayó la ley, porque así está escrito. Dicho de otra manera, lo que se está reciclando es la impunidad de siempre, en un país donde el resentimiento calienta a los perdedores, porque los de siempre salen ilesos.

La historia cuenta que cuando se ordenó el fusilamiento de cinco acusados de asesinato, en los años de la Revolución, dos de ellos no eran culpables. Pasaban por el lugar cuando atraparon a tres de la banda. En capilla ardiente, lloraban desconsolados, y el sacerdote trataba de consolarlos, cuando uno de los criminales expresó que si a ellos se los mataba pues se lo merecían, porque sus crímenes habían cometido, pero que a esos dos pobres acusados no era justo. La ley es la ley, y el único privilegio que se les otorgó a las víctimas fue estar un poco separados de los otros tres ante el paredón.

Para asegurarse de sus planes, los que sueñan con ser dictadores, viven haciendo encuestas por todo el país, y salen deprimidos con los resultados, porque sus cuadros mágicos no son queridos, y se enojan, porque ¿cómo es posible que estos chapines ignorantes no vean que la única solución al problema nacional son ellos? Así que ahora andan viendo cómo evitarse las votaciones, porque su nueva idea de Democracia es impositiva, porque están pensando bloquear a todo aquel que no los obedezca.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia EFE
USAID: Lucha anticorrupción en Guatemala desbloqueará la inversión
noticia Sputnik
Disminuye esperanza de justicia para víctimas de incendio del Hogar Seguro Virgen de la Asunción
noticia Redacción / elPeriódico
Falta de vacunas retrasa esquema completo de adultos mayores

El Ministerio de Salud avanza con la inmunización de militares y trabajadores municipales.



Más en esta sección

Tres claves para redoblar la esperanza

otras-noticias

Sin Ley, ¿qué son los países, sino una banda de ladrones?

otras-noticias

Directora de USAID: despido de Sandoval es una medida indignante

otras-noticias

Publicidad