[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El Drama de la Migración Irregular

opinion

La necesidad de un mea culpa nacional.

Vergüenza, eso siento.

Por mi indiferencia.

Justo el día que preparé esta columna, estaba todavía definiendo el tema que abordaría en la columna de opinión.

Estaba por arremeter al Gabinete con comentarios vehementes, por su presencia en el pleno de la sala de debates de la Corte de Constitucionalidad hace algunos días. Pero desistí.

En mi “inbox” de correo entró ayer un mensaje fulminante de UNICEF. Lleva adjunto un informe titulado “Desarraigados en Centroamérica y México: Los niños migrantes y refugiados se enfrentan a un círculo vicioso de adversidad y peligro”.

Casi todas las palabras empleadas en ese título son desgarradoras.

Apenas empieza uno a leer el trabajo, se da cuenta que quizá muchos, pero sin duda, yo, hemos adoptado una actitud de “avestruz” con este éxodo de incalculables consecuencias.

Lo que mis ojos no ven, ¿el corazón no lo siente? Pues, esa es precisamente la pretendida actitud de creer que, esquivando la mirada, el problema desaparece. Pero es justamente, todo lo contrario.

La palabra éxodo es muy fuerte.

Significa la emigración de un pueblo. Quizá, mejor dicho, la expulsión de un pueblo.

Acá algunos datos de total desconsuelo: En Guatemala, el 68 por ciento de sus niños viven en pobreza. ¡68 por ciento! Básicamente siete de cada diez niños. En estas mismas tierras y sus fronteras que compartimos, 942 niños y adolescentes murieron violentamente en el año 2017. ¿Puede imaginárselo: matar a un niño?

Los que logren regresar después de la separación y detención en la “tierra prometida”, están sufriendo experiencias profundamente traumáticas, y aún tienen que enfrentarse a una estigmatización en sus entornos, después de sus fallidos intentos por llegar al norte.

Y los datos que acabo de reseñar, son tan solo algunos. Los que se pueden calcular. Cuando uno mira al “triángulo-norte” (¿triángulo-muerte?) como un todo, con sus cifras, se termina por convencer de lo espeluznante que es todo esto.

Hemos llegado al colmo de la deshumanización y de la indiferencia.

Nos guste  o no, la radical política de EE. UU. sobre inmigración irregular nos está haciendo sacar la cabeza de donde la tenemos metida. Bien lo dijo la directora regional de UNICEF, María Cristina Perceval: “…millones de niños son víctimas de la pobreza, la indiferencia, la violencia, la migración forzada y la deportación”.

De esos cinco flagelos, los primeros dos son causas; los otros tres, algunos de sus efectos. Y la causa de las causas es la desigualdad. Siglos de desigualdad.

¿Nos seguimos intentando auto engañar?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Guatemalteca recibe reconocimiento por parte del Foro Económico Mundial

Bibi Luz González fue una de las seis mujeres destacadas a nivel internacional, representando a Guatemala y Latinoamérica.

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Exigen la renuncia del ministro de Gobernación, Gendri Reyes
noticia Enrique García/elPeriódico
Congreso inicia a paso lento la elección de magistrados

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

¿”Bennifer” está de vuelta? Rumores de relación entre J-Lo y Ben Affleck

otras-noticias

5 Minutos

otras-noticias

Sala anula acuerdos de colaboración eficaz del caso Financiamiento FCN

otras-noticias

Publicidad