[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Qué Dios les otorgue el doble de lo que desean…

opinion

Es mejor para nuestras conciencias indignarnos por la tragedia, que procurar una vida digna para esta niñez y adolescencia.

En una Guatemala que se indignó profundamente, aquel 8 de marzo de 2017, por la masacre cometida contra niñas y adolescentes, en el Hogar Virgen de la Asunción; donde una gran mayoría no daba crédito a lo sucedido y dijo ciento de veces, por las redes sociales, que condenaba el hecho y se exigía justicia. En una Guatemala que se dio golpes de pecho diciendo que lo sucedido no tenía perdón de dios. En esa Guatemala, que decía que las niñas y adolescentes eran producto de una sociedad en decadencia y que nunca más debería repetirse este incidente. En esa Guatemala debería ser motivo de indignación colectiva lo publicado en un Boletín Informativo de la Municipalidad de Jocotenango que circuló en estos días, en el cual se indicaba el rechazo profundo de algunos vecinos por la instalación de una casa hogar para albergar a niñas y adolescentes provenientes del Hogar Seguro Virgen de la Asunción.

Lo anterior no es la primera vez que pasa, la presencia de las niñas ha sido rechazada por los buenos vecinos y vecinas de este país. Hasta el punto de que un diputado citó a representantes de la Secretaría de Bienestar Social para manifestarle, en nombre de las y los vecinos, su rechazo a la instalación de una Casa Hogar en ese municipio.

Si algo ha conseguido el capitalismo ha sido una profunda estratificación social, en la que hoy por hoy existen personas desechables, que se convierten en el “obstáculo” para una mayor plusvalía de la propiedad privada, que llevan violencia y delincuencia a una comunidad que está habitada por personas buenas, pacíficas y creyentes, pero que recurrirían a la violencia, si fuera necesario, para mantener su vecindario libre de esta escoria que amenaza sus vidas.

Se sabe quiénes son estas niñas y adolescentes, se sabe que no son delincuentes, se sabe que lo que necesitan es amor, cuidado, seguridad y aceptación entre otras cosas, se sabe de ellas muchas cosas, los medios de comunicación se han encargado de publicarlas, pero aun así, a la hora de querer darles una oportunidad para construir sus vidas, las estigmatizamos, las excluimos y las preferimos quemadas y torturadas. Es mejor para nuestras conciencias indignarnos por la tragedia, que procurar una vida digna para esta niñez y adolescencia, eso significaría una pérdida de nuestros privilegios y comodidades. ¡Ay! ¿qué sería de nosotros y nuestra imagen de gente de bien sin las redes sociales? ¿Qué sería de nosotros y nosotras sin estas tragedias? No podríamos demostrar que no somos seres humanos con una conciencia bárbara y que nos indignan las injusticias. Siempre y cuando las mismas no toquen a nuestras puertas.

¡Qué dios nos otorgue el doble de lo que deseamos!

* La autora lo escribe con minúsculas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europapress
Filman la lucha de una hormiga y una cría serpiente en Australia del Sur
noticia Cindy Espina > cespina@elperiodico.com.gt
El COVID-19 aumenta en silencio

El personal de salud empieza a ver cómo nuevamente las camas se llenan, los insumos se agotan y los medicamentos son insuficientes.

noticia Eduardo Antonio Velásquez Carrera
“Antigua”: la canción poco conocida (IV Parte)

De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Pachuca y Santos toman ventaja

otras-noticias

Lewandowski sigue en duda

otras-noticias

Michael Andrew manda un aviso

otras-noticias

Publicidad