[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Prohibir las bolsas plásticas

opinion

Un día fue el planeta azul, pronto será el basurero más grande del Universo.

Cuando hablamos del tema de prohibir las bolsas plásticas, lo primero que la gente tiene en la cabeza es qué incomodidad me causará la prohibición. A partir de esta perspectiva, nace un pensamiento solidificado: no se puede prohibir el plástico, porque afecta mis hábitos de consumo.

El plástico tiene apenas 50 años de existir y ya ha causado destrozos impresionantes en nuestro medioambiente. Ha contaminado las fuentes de agua y amenaza con destruir la vida en el océano. Se calcula que al ritmo que contaminamos los océanos para el año 2050 habrá más plástico en el mar que peces. Cuando consideramos que el océano provee un altísimo porcentaje del oxígeno que permite la vida y que las nanopartículas de plástico contaminado hará de los “frutos” del mar, comida tóxica, la gravedad de la situación resulta evidente.

Para los países que antes dependían de la industria turística, el problema ha resultado una bofetada en la cara: las prístinas playas de Bali o de República Dominicana se ven asediadas de oleadas de basura que el mar lanza de vuelta a las costas, como un ardiente reclamo a nuestra estupidez.

Visto desde esta perspectiva el tema no es la comodidad del individuo… o de las industrias. Se trata de un tema urgente, se trata de tomar medidas drásticas frente a un asunto del que nos hemos hecho de la vista gorda por demasiado tiempo.

¿Es tan grave la situación? Para evaluarlo, usted mismo, analice cuántos objetos plásticos llegan a sus manos en un día: bolsas, frascos, cepillos de dientes, pajillas, vasos, platos, recipientes diversos donde se colocan alimentos para la venta, que no necesitarían este tipo de empaque. El abuso es extraordinario.

Convertir el planeta Tierra en un gigantesco basurero es una opción de la libertad humana. Está demostrado que podemos hacerlo. El tema es si se trata de un objetivo que debemos perseguir. Ya lo estamos haciendo de manera automática, inconsciente. Ahora toca ver si se trata de algo que deseamos hacer. ¿Queremos que los campos, los ríos, los océanos estén tan contaminados por las partículas plásticas que se haga difícil la sobrevivencia sobre el planeta?

Si la respuesta es que no nos interesa el tema, pues adelante. Sigamos con nuestras prácticas, vamos por buen camino en convertirnos en la especie más inconsciente que ha habitado el planeta y, podemos asegurarnos nuestra propia extinción, sin problema.

Ahora bien, si lo hemos estado haciendo por ignorancia, por no comprender la gigantesca dimensión de este tema, tenemos la opción de cambiar.

En todo caso, hay que empezar a deducir responsabilidades a las industrias. No pueden seguir operando sin tener consciencia de lo que hacen y de los costos que imponen sobre los demás sus malas prácticas. Si las industrias ensucian con sus empaques el planeta, que carguen con el costo de limpiarlo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Jueves 16 de Junio de 2016
noticia AFP
Caravana migrante se reagrupa en Tijuana

La gigantesca caravana migrante que ha atravesado México buscando cruzar a Estados Unidos se reagrupa gradualmente con la llegada en las últimas horas de centenares de centroamericanos a la fronteriza Tijuana, donde este miércoles ya se encuentran poco más de 4.300 miembros del grupo.

noticia AFP/SPUTNIK
EE. UU. condena nuevo ente electoral


Más en esta sección

Ciudadanos vuelven a tomar la Plaza de la Constitución

otras-noticias

Se estrena, por fin, «Selena: The Series» a Netflix

otras-noticias

A 40 año de la muerte de John Lennon

otras-noticias

Publicidad