[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Porqué sostengo mi denuncia

opinion

Libertad e indemnidad sexual, delitos de persecución pública.

La decisión de presentar o no una denuncia penal contra Jimmy Morales por abuso sexual, será solo de las jóvenes víctimas. A diferencia del sometimiento y actos contra su voluntad a que han sido forzadas repetidas veces por altas autoridades del gobierno, la denuncia será una acción libre, aunque, claro está, ponderada por el miedo a que su integridad física sea vulnerada, la estigmatización social, la incertidumbre sobre su propio futuro y represalias contra sus familias.

Hace un par de meses escuché las primeras historias de una de las víctimas. A medida que conocía los detalles, crecía mi indignación. Era imposible disociar esa afrenta a la dignidad de las mujeres por su condición de trabajadoras jóvenes de bajo rango, del ambiente de irrespeto, desconfianza y riesgo que pueden encontrar mis propias hijas y su comunidad de amigas a quienes he visto crecer.

No fue solo oír el testimonio directo; además, uno de varios audios que la víctima grabó con su celular. Aunque resbaloso por la ebriedad, el timbre de voz es inconfundible. Lo escuchamos repitiendo (mentirosamente) hasta el cansancio que no es corrupto ni ladrón. Decir quejumbroso que es muy difícil gobernar (no puede gobernarse ni a sí mismo). Reclamando que lo dejen trabajar (no sabe trabajar). Invocando a Dios, con aires de “ungido”.

No soy terapeuta. Mi consejo a la víctima fue que denunciara ante el MP. Desafortunadamente, después de un primer contacto con el exdirector de Política Criminal, Rotman Pérez (delegado por Thelma Aldana), la denuncia no se materializó.

Cuando dirigí el Remhi escuché muchísimos testimonios desgarradores. Mi compromiso fue denunciarlos. Que la sociedad conociera la verdad. Que se dignificara a las víctimas (que suelen creerse culpables). Y que el Estado se responsabilizara de ellas e hiciera justicia. Hace nueve años escuché de fiscales e investigadores de la CICIG que Carlos Castresana ocultaba crímenes, acusaba falsamente, toleraba y hasta patrocinaba grupos ilegales. Lo denuncié en Guatemala y en Nueva York. Castresana fue con directores de medios y me acusó de ideólogo de la mafia, y ordenó al juez Villatoro que autorizara la intervención de mi teléfono. (El juez se negó.)

Tengo, pues, el hábito (irrenunciable) de involucrarme con las historias de injusticia. Y denuncio. Después que denuncié en esta columna el abuso de Jimmy Morales, otra víctima me buscó. A esta joven la conozco desde hace años y su testimonio dejaba entrever un patrón de delitos contra la libertad e indemnidad sexual. Reconocibles, las víctimas suman más de diez. Ahora los abusadores al menos ya saben que sabemos y aunque tienen el poder para amenazar a las víctimas, ya no podrán someterlas con igual soberbia y prepotencia. Los delitos cometidos son de persecución pública. Una estudiosa de las leyes, como es la fiscal general Consuelo Porras, lo sabe muy bien.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europapress
Irán solicita a Interpol la detención de Trump por el bombardeo que mató a Soleimani en Irak
noticia AFP
Vicepresidente Pence dice que no detendrá la certificación de la victoria de Biden

En su mitin, Trump volvió a repetir sus denuncias infundadas de fraude electoral.

noticia Gonzalo Marroquín Godoy / ENFOQUE
¿Increíble? ¡NO!, era de esperarse…

El término ‘transparencia’ –dejar ver las cosas– es positivo en la gestión pública; el de ‘corrupción transparente’, explica el nivel de cinismo al que hemos llegado.



Más en esta sección

Fuerzas de seguridad de Guatemala se enfrentan a migrantes

otras-noticias

Proyecto plantará un árbol por cada muerto de COVID-19 en Brasil

otras-noticias

Biden promete firmar desde el día de su investidura decretos sobre pandemia, economía

otras-noticias

Publicidad