[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¿Por qué somos agroexportadores?

opinion

Aquello supone depredación de ser humano y naturaleza.

El fuerte en exportación y pilar básico de la economía, sigue siendo la explotación agropecuaria, de productos elementales de cocina y sobremesa. Surtimos metrópolis. Una obviedad sabida. Desde la escuela primaria, nuestra maestra alababa aquello. Somos país agrícola, señalaba. Años más tarde, en el Central para Varones, aprendimos de Don Eloy Amado Herrera, que éramos hombres de maíz y que la PEA mayoritaria estaba ligada al agro. Andando caminos nos “topamos” con el Emeritissimum Severo Martínez Peláez, este sin ambages. Develaba: Ante la falta de oro en estas lejanías de la Corona. El invasor, usurpa de forma continuada la tierra de pueblos originarios. La concentra para sí, se encomienda maceguales y dedica el fundo a cultivar productos necesarios a la corona. El añil por aquellos días.

La suerte estaba echada y el plan clarísimo. Tierra, esclavos y mercado externo. Del expolio colonial al hoy, la cuestión no ha cambiado demasiado. La tierra y los esclavos fueron pasando de una generación a otra. Es decir, somos agroexportadores por herencia y falta de ingenio oligárquico, adinerados comodones, dependen de mercados cautivos. Ciertamente, a veces, dan “sustos”: baja abrupta de precios o competencia de países sureños, más industriosos. Pero en general, la fórmula es la misma: depredación de naturaleza y ser humano, más captura del Estado. Lo que ha cambiado son los productos en venta y las condiciones de población y naturaleza. Hora somos muchos más seres humanos en el territorio, más presión sobre la tierra, menos agua disponible. Lo demás sigue incólume: un Estado bajo control agroindustrial, financiero y mafioso. Ejército servicial y justicia complaciente. Del cepo pasamos a la cárcel. El empresariado siempre arcaico en sus formas y contenidos, mercantilista por excelencia. Es monopólico. Tiene fobia a la libre competencia y a los tributos. Es incapaz de navegar sin el auxilio de padrastro Estado. De emprendedores nada, esta elite es mercantilista. Temen al pueblo organizado, tanto como Drácula a la luz del día.

Somos país atrasado por responsabilidad de los terratenientes que han aherrojado la historia. Aún hoy expolian, agua, tierra, bosque y ser humano. Cohabitan con políticos corruptos e ineptos: Jimmy Morales y actuales diputados, apadrinan chafas. Por qué este discurso: indignación y rechazo al desalojo de familias campesinas q’eqchi’ en Petén, Alta Verapaz e Izabal, asesinato de dirigentes campesinos. Salvaje agresión a indígenas en San Juan Sacatepéquez. “Extrañamente” cerca de destacamentos militares y policiales. Todos estos hechos son financiados y organizados por “honorables” familias del capital. Un verdadero pensamiento jurásico.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Salud anuncia la llegada de un lote de 50 mil dosis de vacunas Sputnik V
noticia AFP
La OMS aprueba homologación de urgencia para vacuna anticovid china Sinopharm

Este procedimiento ayuda a los países que no tienen los medios suficientes para determinar por su cuenta la eficacia y la inocuidad de un medicamento.

noticia Ana Lucía Mendizábal Ruiz/elPeriódico
Cine hecho por mujeres abre mentes y posibilidades


Más en esta sección

Paro Nacional: ¡Es tiempo de romper el silencio!

otras-noticias

Portal del Vaticano reporta la situación en Guatemala tras destitución de Sandoval

otras-noticias

El Mar Muerto emite pulsos a medida que se seca

otras-noticias

Publicidad