[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Jimmy Morales o la pérdida de dignidad del país

opinion

Le darán las gracias y quizá una propina.

El campo de las relaciones internacionales de los Estados es quizá el más pragmático del amplio terreno de la política y, por tanto, donde mejor se clasifican la subordinación de intereses en función del interés superior. A la vez, es un terreno propicio para la traición de los intereses superiores a cambio de una ganancia personal, como es el caso de Jimmy Morales. Israel, por ejemplo, va a agradecer a Jimmy Morales el sacrificio que hizo de los intereses nacionales de Guatemala, al trasladar la embajada de Tel Aviv a Jerusalén, pero en verdad no tiene manera de compensar enteramente esa entrega (oportunista), más allá del plano personal. Quizá dándole refugio dentro de unos meses.

Sobre la cooperación Guatemala/Israel hay un mito político-religioso que se traduce en el imaginario local como que aquel es el pueblo del Viejo Testamento. La verdad es que Guatemala cooperó con Israel en 1947 (voto en la ONU) porque sus gobiernos eran socialdemócratas. El mito es tan poderoso que, cuando falleció Moshé Dayán, en 1981, los ultraconservadores guatemaltecos llegaron a la Embajada de Israel en Guatemala a rendirle tributo. Dayán era un militar y canciller pragmático –arquitecto de los acuerdos de Camp David de 1979– que rompió con el sistema empujando decididamente un acuerdo con los palestinos. La realidad es que las principales beneficiarias de esas nubes ilusorias son empresas israelíes –siempre listas– que venden armas, seguridad y “aguas mágicas” para, por ejemplo, limpiar el lago de Amatitlán.

Donald Trump, a su vez, ha hecho un par de gestos a favor de Jimmy Morales, en respuesta a que lo acompañó en tan arriesgada aventura de mudanza diplomática. Por eso lo recibió, en febrero, unos minutos en el hotel Washington Hilton, previo a un desayuno con colores religiosos. Pero el gesto de cortesía, solicitado por la embajada de Guatemala en Washington para que el vicepresidente Mike Pence hiciera una breve escala la semana pasada en su gira a Sudamérica, salió como tiro por la culata.

En la víspera –sin tener el mínimo sentido de la realidad– Jimmy Morales y su canciller Sandra Jovel pidieron un TPS para migrantes guatemaltecos, a propósito de la tragedia del volcán de Fuego. La respuesta de Pence fue no, con este lenguaje abierto sin guante de seda: “Visiten legalmente EE. UU. o no lo hagan”. La respuesta oficial a la Cancillería de Jovel nunca llegará, porque está fuera de lo que la Casa Blanca considera la defensa de su interés nacional. No le importa que Jimmy Morales y su canciller se pongan como alfombra, sacrificando el interés de sus migrantes.

En diplomacia hay un principio de dignidad de las naciones, que es el parámetro del tratamiento en todos los foros. Entregarse incondicionalmente a los intereses de otras naciones, como lo ha hecho Jimmy Morales, no despierta respeto sino desprecio. Tendrán las cortesías, claro está, de darle las gracias y eventualmente una propina, pero como no es mesero sino el representante de la dignidad de un país –que ha traicionado– lo más seguro es que se convertirá en monigote. Y eso lo observarán otras naciones.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción elPeriódico
Población de Izabal sin cumplir medidas de distanciamiento y uso de mascarilla
noticia
360 A vuelo de pájaro
noticia EFE
Bong, el niño que se creía daltónico y soñaba con el cine en blanco y negro

El cineasta surcoreano, que ganó la Palma de Oro en 2019, confesó que fue mal diagnosticado y siempre pensó que veía mal los colores.



Más en esta sección

Diversos sectores respaldan y reconocen trabajo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

La declaración eficaz, detonante que forzó la destitución apresurada de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

En medio de la crisis sanitaria, Allan Rodríguez viaja a Viena

otras-noticias

Publicidad