[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los pobres, siempre los pobres

opinion

Hay cientos de asentamientos en condiciones precarias y peligrosas, sufriendo  las inclemencias del tiempo, y creo que cada día le dan gracias a Dios el amanecer con vida.

No deseamos que a quienes más recursos económicos tienen, les suceda una tragedia como la sufrida por quienes se ven obligados a vivir, si puede llamarse así, en lugares vulnerables y en condiciones infrahumanas. Pero así sobreviven millares de guatemaltecos que no tienen ni petate donde caer muertos. Pero eso nunca se los desearemos a los que nadan en la abundancia, pues ningún ser humano, independientemente de su condición, debe morir o sufrir lo que han sufrido miles de guatemaltecos en esta catástrofe, que nos recuerdan los duros momentos del cuatro de febrero de mil novecientos setenta y seis,  cuando se produjo el terremoto del adobe, así llamado porque fueron las casas de adobe las que se vinieron abajo, y sepultaron a más de veinticinco mil guatemaltecos, todos de escasos recursos económicos.

Hoy en día se encuentran bajo el Puente Belice, cientos de familias a quienes solo se les buscará un refugio para los fines de semana, que se trabaje en la reparación del puente, es decir, no se busca resolver en definitiva esa problemática. Hay cientos de asentamientos en condiciones precarias y peligrosas, sufriendo  las inclemencias del tiempo, y creo que cada día le dan gracias a Dios el amanecer con vida. No existen políticas públicas para implementar, los diputados solo están preocupados por implementar, o reformar,  leyes para favorecer a sus compinches y también curarse en salud por si el brazo de la justicia les alcanza, a la vez que atan de pies y manos a las oenegés y restringen los derechos constitucionales del pueblo aprovechando la catástrofe. La mayoría de quienes ocupan el recinto parlamentario, deberían de ponerse un corbatín para parecerse más a ese dinosaurio racista y discriminador.

Ojalá que por fin despierte el pueblo y esa clase media que duerme, mientras líderes comunales siguen siendo asesinados, como el caso de Florencio Pérez  Nájera y Alejandro Hernández García, miembros del Comité de Desarrollo Campesino CODECA, defensores del territorio, del derecho a la tierra y de los derechos laborales, ambos asesinados en Jutiapa el pasado lunes cuatro de junio. En medio del dolor, continúan los asesinatos de líderes comunitarios, pero ¿qué pretenden?, sembrar terror y paralizar el accionar de las organizaciones campesinas, o quizás anuncian una vuelta al pasado, donde se exterminaba a quien se consideraba una amenaza.

Las tragedias siempre tienen relación con problemas estructurales y mientras esas columnas que sostienen al Estado no se derrumben, el hambre, la miseria, la muerte de niños por desnutrición o los asentamientos humanos en áreas peligrosas, seguirán cobrando vidas. ¿Qué hacemos?, seguimos indiferentes o nos unimos y empezamos la construcción del otro país.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Japón “contempla” decretar estado de urgencia para la región del gran Tokio
noticia AFP
Juan Guaidó niega acusaciones de corrupción

El líder opositor responde a una publicación del diario estadounidense ‘The Washington Post’, sobre denuncias de pedidos de sobornos para gestiones con bienes de Venezuela.

noticia AFP
Sin fiesta, hubo menos basura: la ventaja de un Año Nuevo discreto en Río de Janeiro


Más en esta sección

Tratamiento de farmacéutica Lilly reduce contagios y muertes por COVID-19

otras-noticias

En el Foro de Davos, el riesgo de monopolizar las vacunas suscita debate

otras-noticias

¿Estados Unidos o Guatemala?

otras-noticias

Publicidad