[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Mujeres mayores, deuda pendiente

opinion

Enfrentamos como sociedad el reto de reorganizar los cuidados bajo lógicas de solidaridad y respeto.

En términos del cuidado de las personas mayores, como en otros criterios que indican bienestar, ostentamos como sociedad, características vergonzosas. Para vivir una vida digna una mujer mayor necesita espacios para socializar, sentirse útil y alimentarse de acuerdo con sus controles nutricionales y médicos.

Las mujeres que hoy están en sus ochentas, en su mayoría son una generación que dedicó su vida a los trabajos de cuidado. Atendieron abuelas, padres, hermanas, hermanos, sobrinos, esposos, hijas e hijos, gestionaron y administraron el mantenimiento de la casa, lavaron y plancharon ropa de cama y vestuario, fueron costureras o gestionaron la compra de ropa del entorno familiar, realizaron trabajos de limpieza, sembraron, cosecharon o compraron y prepararon diariamente los alimentos, cumplieron con tareas de enfermería y/o jardinería, fueron maestras, tutoras. Organizaron eventos que contribuyeron a fortalecer el sentido de pertenencia de los integrantes de las familias, contribuyendo a la cohesión de las redes sociales en una época en que el Estado de Guatemala, con su terrorismo, se esmeraba en romper el tejido social.

Económicamente fueron dependientes de sus esposos y/o se agenciaron de fondos a través de la economía informal. De cualquier forma, la mayoría de ellas no cuenta con cobertura de seguro social.

Guatemala tiene una de las tasas más bajas de Latinoamérica en personas mayores con cobertura, lo que las deja desprotegidas en términos de atención médica y de autonomía económica. Varias son las causas: aunque toda la población mayor de los 65 años debiera tener asegurada una vida digna, tenemos un Estado que vulnera al trabajador asalariado, haciéndose de la vista gorda con los empresarios que utilizan estratagemas para evadir este tipo de contrataciones; porque son pocas las mujeres que tienen acceso a trabajo remunerado con cobertura del Instituto Guatemalteco de Seguridad Social; y porque el trabajo de cuidados, invisible y realizado en su generalidad por mujeres se saca de la operación economicista del mercado.

Para decirlo de otra manera, las mujeres, con nuestros trabajos de cuidados, subsidiamos a las empresas que mal pagan a sus empleados. Y luego cuando se llega a la edad de retiro, ni el Estado ni las empresas retribuyen el trabajo realizado.

Dentro de las familias, son mujeres, entre los cuarenta y los sesenta años de edad, quienes están repartiendo su tiempo entre el trabajo remunerado y el cuidado de hijos, madres y padres, materialmente a algunas les resulta imposible y están contratando a otras mujeres, de condiciones sociales menos favorecidas, que a su vez abandonan sus propias familias.

La subcontratación de cuidadoras en casa o las casas de retiro, resultan inviables, son imposibles de pagar y el esquema que tienen algunas empresas, no es el de cuidado sino el de prisión. Cada vez vamos a ser más las personas que llegaremos a esas edades y en la lógica del mercado ya se demostró que no es una salida digna. Enfrentamos como sociedad el reto de reorganizar los cuidados bajo lógicas de solidaridad y respeto.

 

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú / elPeriódico
Capturan a siete personas señalados de quemar la municipalidad de San Lucas Tolimán, Sololá

El pasado 27 de julio la municipalidad fue quemada debido a que aparecía “semáforo rojo” en tablero de COVID-19

noticia Rosalinda Hernández Alarcón
Una tragedia más

Tragedia que pudo haberse evitado si funcionarios públicos cumplieran con su deber.

noticia AFP
La OMS revisa a «alto» riesgo internacional del coronavirus

 

Con el brote del SRAS (2002-2003), la OMS criticó a Pekín por haber demorado en dar la alerta y tratar de disimular el verdadero alcance de la epidemia.



Más en esta sección

La portada del día

otras-noticias

Guatemala Bajo la Lupa

otras-noticias

IRTRA recibirá visitantes bajo protocolos de bioseguridad

otras-noticias

Publicidad