[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Álvaro Arzú Irigoyen (1946-2018). –Parte IV–

opinion

Cuando llega la alborada del 20 de Octubre de 1944, Arzú Irigoyen todavía no ha nacido. Lo hace en 1946.

¿Y La Antigua Guatemala, de hoy, derruida y cercenada por sus dueños, los invariables terratenientes de siempre, que esperan al acecho el crecimiento de la demanda del “sueño criollo” de vivir sin trabajar, de tener una vivienda en esa ciudad, invadida por clasemedieros jubilados o en proceso, los turistas, por los narcos que la rumian? ¿Es esa la ciudad de los criollos, de los gringos, la que Arzú soñó en la segunda mitad del siglo XX y en las dos primeras décadas del siglo XXI, en la Nueva Guatemala de la Asunción y de la propia Antigua Guatemala? Unas ciudades detenidas por el tiempo colonial o neocolonial. El pulso de la ciudad medido por el manejo del tiempo. De nuevo, en “Dibujos de ciego”, Cardoza y Aragón nos ayuda otro tanto, para comprender este letargo, especialmente en la parte XVII, en donde vuelve a la carga con La Antigua Guatemala, “La ciudad, capital de provincia”: “…Con sueño de embrión perenne, es pequeña y de abolengo, grandes iglesias, tiendecitas y talleres de artesanos. (…) Inesperada siempre, la noche consume con premura los añiles oros naranjas del breve crepúsculo violento. A las diez, la ciudad está dormida. Alguien, desvelado, vuelve a casa de la junta espiritista o de charlar con la novia a la ventana. El reloj de la torre del municipio mide el mudo tiempo inmóvil. (…) La escuela alegraba a la ciudad. (…) Para la Semana Santa, la conmoción anual, la ciudad se animaba, y aun el ciego mendigo maya vestía ropas nuevas”. Pero el tiempo, el implacable, el que pasó, no se detiene. Y tampoco los cambios sociales, económicos, políticos, culturales, etcétera. Arzú Irigoyen, siendo un conservador de los tiempos de José Rafael Carrera Turcios (1838-1868) no se ocupa de poner nombres y apellidos a viaductos construidos en la ciudad caótica, que nos legara, se nombren Justo Rufino Barrios Auyón o bien Manuel José Estrada Cabrera, dictadores liberales. Ni siquiera se acuerda de Manuel Lisandro Barrillas Bercián, de José María Reyna Barrios, de Carlos Herrera –llevado al poder por los Unionistas en 1920– como tampoco de José María Orellana o Lázaro Chacón. Naturalmente, sí se acuerda del dictador Jorge Ubico Castañeda (1931-1944). ¿Porqué habría de sentir un criollo, un conservador, añoranza del liberal Ubico, el número cinco? Quizás por su mando autoritario, oligárquico, sin consultas, como la privatización de los bienes públicos realizadas durante su gestión como Presidente de la República (1994-2000), cuando acabó con el poder estatal sobre empresas claves en la economía nacional como la energía eléctrica, la telefonía, los ferrocarriles y los correos, con la mayor opacidad posible y en beneficio de ciertos grupos de interés económico, nacionales e internacionales, cuya venta fue a precios de quemazón. El pueblo de Guatemala, a la luz de su propia historia no puede sentir nostalgia ni razonar avances en una época llena de terror, de miedo y de ley fugados por un dictador inclemente, ignorante, sangriento, cobarde y fecal, como fuera Ubico Castañeda, parafraseando a Cardoza y Aragón. Cuando llega la alborada del 20 de Octubre de 1944, Arzú Irigoyen todavía no ha nacido. Lo hace en 1946. Ya gobernaba la Nueva Guatemala, el doctor Juan José Arévalo Bermejo (1945-1951), quien ya avizoraba los cambios que el país necesitaba para convertirse en una nación capitalista, que está constituida por capitalistas, valga la redundancia, trabajadores asalariados y campesinos, también remunerados, entre otros. La educación pensaba Arévalo Bermejo era piedra angular, para la construcción de ese nuevo país capitalista y por ello se lanzó con su proyecto de las escuelas “Tipo Federación”, a nivel nacional. Todavía hoy son las mejores de la nación.

Continuará…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
Las remesas rompen récord
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Guatemala enfrentará juicio ante la Corte IDH

El juicio será por la desaparición forzada del alcalde de Chiquimula en 1986.

noticia AFP
Kanye West y Kim Kardashian viven separados, según medios

Desde hace meses, West, de 43 años, vive en Wyoming (oeste) y Kim Kardashian, de 40 años, sigue en California con sus cuatro hijos, según esa fuente.



Más en esta sección

Nueva junta directiva toma posesión en la APG

otras-noticias

Biden revela plan de vacunación contra COVID-19

otras-noticias

México acusa a la DEA de fabricar pruebas contra el exministro Cienfuegos

otras-noticias

Publicidad