[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Estamos retrocediendo

opinion

Solo la unidad y la acción conjunta de los movimientos sociales, podrá evitar un peligroso retroceso y la pérdida de derechos ciudadanos.

Los hechos acaecidos durante este trágico mes de mayo ameritan una profunda reflexión, pues implican un retroceso a un oscuro pasado y también el riesgo de la implementación del fascismo en Guatemala. Entre esos hechos, cabe destacar: el asesinato de tres líderes comunitarios; los ataques a periodistas y medios de comunicación, que informan y denuncian la crítica situación provocada por el presidente; el ataque a embajadores; el establecimiento de alianzas con nefastas potencias y la deslegitimación del trabajo realizado por la CICIG y Ministerio Público, para fortalecer el pacto de corruptos.

Pareciera que Guatemala está condenada al sufrimiento y a soportar toda clase de calamidades: económicas, políticas, sociales y culturales, pues mientras unos pocos se embolsan todo, la gran mayoría carece de lo más elemental para una vida digna. La niñez guatemalteca muere de hambre, y los que pueden contribuir a salvar vidas no mueven un dedo, mucho menos un centavo. Las políticas públicas solo favorecen a los corruptos y criminales, y no al pueblo, pues los diputados cierran los ojos y prefieren proteger al presidente, al no retirarle su derecho de antejuicio, pese a las graves denuncias de financiamiento ilícito al partido que lo llevó al poder.

A esto hay que sumar la violencia política, pues la persecución y asesinato de líderes comunitarios no ha sido solo en este mes. Los que se han atrevido a protestar y denunciar la realidad que se vive y el abuso de las transnacionales, están tras las rejas o han sido asesinados. No hay que olvidar que los tres asesinatos se produjeron después que el presidente acusara, en pleno Parque Central, a Codeca de ser responsable de la muerte de un niño y de todos los males del país, sin faltar el ataque contra del Procurador de los Derechos Humanos, porque no se pliega a sus mezquinos intereses.

Está más que comprobado que el presidente, Jimmy Morales, es incapaz de gobernar y no representa la unidad nacional, por el contrario polariza, provoca inestabilidad y se echa encima a la comunidad internacional, por ser parte del pacto de corruptos y por la falta de apoyo y los ataques continuos al comisionado Iván Velásquez y a la exfiscal general Thelma Aldana.

Lo que no sabe el presidente, ni su Ministra de Relaciones Exteriores, es que cuando él era un patojo mocoso y ella ni había nacido, a mediados de los setenta, Anders Kompass ya andaba por Guatemala, relacionándose con campesinos cooperativistas, estudiantes y sindicalistas porque le interesaba conocer el país y servirle. La actitud contra los embajadores es una afrenta a la comunidad internacional y es el país el que pagará las consecuencias. La acción contra la Embajadora de Venezuela, es parte del servilismo del presidente a la política de Estados Unidos. Solo la unidad y la acción conjunta de los movimientos sociales, podrá evitar un peligroso retroceso y la pérdida de derechos ciudadanos. La indiferencia hay que tirarla al bote de la basura.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Federico Bauer Rodríguez
Tarjetas de crédito

La pandemia de la deuda pública y privada tendrá efectos muy negativos para nuestra economía.

noticia Álvaro Castellanos Howell
Una auténtica celebración

Aniversario de un gran chapín.

noticia
Tom Hanks presentará programa especial de TV por investidura de Biden


Más en esta sección

El tráiler de Godzilla vs. Kong establece un récord el día de su lanzamiento

otras-noticias

A&E está desarrollo una miniserie basada en la novela de The Great Gatsby

otras-noticias

En teatros o en streaming, 12 meses de buen cine

otras-noticias

Publicidad