[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Historia y memoria del genocidio maya en Guatemala

opinion

El golpismo, el asesinato selectivo, la desaparición forzada y el genocidio de mayas guatemaltecos continúa ocupando un lugar privilegiado en la historia oficial del Estado de Guatemala.

El pésame ante el fallecimiento de Efraín Ríos Montt, realizadas pública y ceremoniosamente por el presidente Jimmy Morales y el Congreso de la República, evidencian cómo el golpismo, el asesinato selectivo, la desaparición forzada y el genocidio de mayas guatemaltecos continúa ocupando un lugar privilegiado en la historia oficial del Estado de Guatemala.

A Guatemala le queda la tarea de escribir la historia y la memoria del genocidio maya, que comenzó con el régimen de Romeo Lucas García pero llegó a su cúspide bajo el mando de Ríos Montt. Sobre todo, queda pendiente revelar los vínculos entre elites, violencia y genocidio.

En una entrevista a la revista mexicana Proceso en 1982, Ríos Montt fue cuestionado acerca de la oligarquía guatemalteca. Ante lo que respondió: “Aquí no hay oligarquías. Aquí hay gente de iniciativa privada que nos ayuda. Nada más”. Durante el juicio por genocidio de 2013, rastros del involucramiento de la elite en las campañas de tierra arrasada fueron revelados por el mismo Ríos Montt y testigos de su defensa. Por eso, las nuevas generaciones de este país jamás deberán olvidar que el CACIF salvó a Ríos Montt de la condena de genocidio. La sentencia del 10 de mayo, que ordenaba investigar las fuentes de financiamiento de las campañas militares representaba un riesgo que el CACIF no podía correr.

Por lo tanto, a pesar de los múltiples obstáculos, de la impunidad y el racismo del sistema de justicia y la prensa, es necesario aceptar que, de alguna manera, el sistema ha aportado al proceso de reescribir la historia oficial y de construir una memoria colectiva distinta. El juicio de 2013 reveló vínculos previamente negados entre el capital y la violencia institucional, al mismo tiempo que modificó la visión sobre el valor testimonial de comunidades indígenas cuyas voces habían sido históricamente marginadas.

¿Cómo quiere que la historia lo recuerde? preguntó el entrevistador a Ríos Montt para concluir. “Como un incidente en la vida de un pueblo. No vamos a imponer una idea ni una imagen. Así de simple. Como un incidente”. Ese “incidente” costó miles de vidas y como dijo Luis Cardoza y Aragón, se convirtió en una mancha de sangre en la médula del hueso de Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
Cómo preparar fiambre verde
noticia Evelin Vásquez/elPeriódico
Exfiscales refugiados en Estados Unidos
noticia Danilo Parrinello
Hasta la vista Jafeth Cabrera

“Nobleza obliga”.



Más en esta sección

Movimiento Universitario convoca a una marcha para hoy en la Plaza

otras-noticias

El derecho a exigir cambios radicales

otras-noticias

Giammattei gana tiempo

otras-noticias

Publicidad