[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ubico, émulo de Estrada Cabrera; Ríos Montt, émulo de Ubico (I parte)

opinion

A los pocos días, sin haber defendido el supuesto triunfo electoral, el general Ríos Montt salió como agregado militar hacia Madrid, España, en un exilio dorado.

Mis compañeros de estudios y yo cursábamos el quinto bachillerato en el Colegio Salesiano Don Bosco, allá por el año de gracia de 1973. Fuimos convidados a asistir a una mesa redonda, que se realizaría en las instalaciones de la Asociación de Periodistas de Guatemala –APG– para discutir los acontecimientos sucedidos en la llamada masacre de Sansirisay, realizada por el Ejército de Guatemala, por una disputa de tierras entre comuneros de Jalapa y El Progreso. Éramos alumnos del Profesor Edgar Palma Lau, quien nos conminó a conocer esos conflictos tan frecuentes en el pasado de la historia agraria de Guatemala. Fue en aquella oportunidad que tuve el primer encuentro con intelectuales de la talla del doctor Carlos Guzmán Bockler, uno de los ponentes invitados. Dicha masacre ocurrió en mayo de 1973, cuando desgobernaba Guatemala el coronel Carlos Manuel Arana Osorio (1970-1974). En dicho conflicto y dados los disturbios los militares tratando de imponer orden, dio como resultado la muerte de varios campesinos y heridos. El jefe del Estado Mayor del Ejército era el general José Efraín Ríos Montt, que fue acusado de la responsabilidad de dicha masacre.

Un año después, siendo ya un estudiante de la carrera de Economía, en la Universidad de San Carlos de Guatemala, una noche de protestas y de denuncias de fraude electoral, se presentaron en los alrededores de la Plaza Rogelia Cruz y en las cercanías del edificio de la Rectoría, en el campus universitario de la zona 12, los supuestos ganadores de los comicios para el periodo presidencial (1974-1978), el entonces candidato presidencial, general José Efraín Ríos Montt y el candidato vicepresidencial, el doctor en Economía, Alberto Fuentes Mohr. En sus respectivos discursos denunciaban el fraude electoral, implementado por la dictadura militar contrarrevolucionaria, que llevaría al poder al general Kjell Eugenio Laugerud García, como presidente de la República y como vicepresidente, al señor Mario Sandoval Alarcón. Pedían los candidatos supuestamente ganadores, el apoyo del estudiantado de la Usac y de la población guatemalteca para que el triunfo en las urnas no fuera escamoteado. Nosotros, los estudiantes de primer ingreso, se nos bautizaba en las lides políticas,  oíamos con toda atención las intervenciones  de los candidatos hasta que un muchacho mayor se subió en un árbol y arengó en contra de apoyar a dichos supuestos triunfadores. Por su discurso era un miembro de la Juventud  Comunista o bien del Partido Guatemalteco del Trabajo –PGT– que no habían apoyado a dicho Frente Nacional de Oposición. A los pocos días, sin haber defendido el supuesto triunfo electoral, el general Ríos Montt salió como agregado militar hacia Madrid, España, en un exilio dorado.  Después de haber culminado con éxito mis estudios de Economía, nos preparábamos para mi graduación profesional el 1 de abril de 1982, cuando unos días antes sucede el golpe de Estado del 23 de marzo de 1982.  Se decía que había sido preparado y conducido por los llamados oficiales jóvenes, que al final, permiten la integración de un triunvirato, constituido por los generales Horacio Maldonado  Schaad, José Efraín Ríos Montt y Francisco Luis Gordillo, del cual emerge como líder de la Jefatura de Estado, el general José Efraín Ríos Montt. Los discursos dominicales del Jefe de Estado eran en realidad de una persona totalmente desequilibrada emocionalmente que no llegaba a comprender su oficio como gobernante de facto y la de un pastor evangélico, dentro de un Estado constitucionalmente laico, desde los tiempos del general Justo Rufino Barrios Auyón. Continuara…

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
ONU condena embargo a Cuba

Para el diario oficial cubano “Granma”, la votación constituye un triunfo para la isla, que dejó a Washington “más aislado” que nunca.

noticia EDITORIAL
Una campaña electoral peculiar
noticia Redacción
Inauguran museo interactivo para conocer la Tierra Santa

El «Saxum Visitor Center” permite a los visitantes conocer su historia con recursos multimedia.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

La portada del día

otras-noticias

Red Medrano conserva propiedad de 24 bienes

otras-noticias

Publicidad