[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ríos Montt

opinion

“Soy hombre de Estado”.

Un domingo de 1982 pasé a cenar a casa de unos tíos y surgió una situación cómica. Estaban viendo la televisión e intempestivamente el hombre en la pantalla gritó: “Usted papá, ¡adúltero!” Mi tío casi se cae del banco y tira la cerveza. Esa especie de predicador en la TV era Efraín Ríos Montt, general retirado, neo-pentecostal, llamado a última hora por la oficialidad militar que en la mañana del 23 de marzo de ese año había derrocado a otro general, Romeo Lucas, tras la consumación de un fraude electoral.

Ríos Montt permaneció 18 meses en el poder y sembró las bases del Estado actual. Su significado en la historia del país es político, aunque el rótulo de “genocida” en su frente será indeleble. Con el entorno político que generó, el mando del Ejército ganó una escalofriante eficacia en los teatros de operaciones infectados por las guerrillas. No dirigió la guerra contrainsurgente y probablemente no ordenó las masacres y el arrasamiento cruel de cientos de aldeas, cobrando la vida de decenas de miles de civiles no combatientes, incluyendo niños, ancianos y mujeres. Pero las toleró y les dio cobertura.

Cuando atendía corresponsales de guerra, como Allan Nairn, inevitablemente reivindicaba su calidad de comandante en jefe del Ejército. Conozco la historia de unos dirigentes de la Democracia Cristiana en Sololá, cuyo hijo había sido secuestrado. Llegaron hasta Ríos Montt, quien averiguó que el muchacho estaba en un centro clandestino de detención en Izabal. “Vengan por él mañana”, les dijo. Según lo convenido, los papás llegaron a Casa Presidencial, pero el general no los atendió. Llamó a un dirigente nacional del partido y le confesó que al joven lo habían ejecutado después de que él lo localizó.

Quizá por eso decidió, en uno de sus programas dominicales de TV –que no pre-grababa– anunciar: “Al doctor Hurtado lo tenemos detenido por comunista.” Esa vida sí la pudo salvar, atendiendo la petición de un hombre a quien él respetaba y admiraba, el doctor Francisco Villagrán Kramer, un destacado político socialdemócrata y eminente académico.

El modelo semi-corporativo de Estado que dibuja nuestra Constitución nació de las deliberaciones del Consejo de Estado integrado por Ríos Montt. Por ejemplo, las comisiones de postulación y los consejos de desarrollo, que eran el “factor territorial de poder” (en el lenguaje militar), donde se podían representar los pueblos indígenas.

Recordando sus admoniciones moralistas, en 1998 le pregunté, imprudentemente, a su hermano, el obispo Mario Ríos: ¿Por qué tienen el mismo tono de voz? “Éramos muchos hermanos y mi papá no nos dejaba jugar fuera de casa. Efraín nos ponía a marchar y con su voz marcial nos daba las órdenes. Espontáneamente, aprendimos a imitarlo”, me respondió. En el 2000 conocí personalmente al ex-Jefe de Estado, era presidente del Congreso, y yo secretario de la SAE. Al terminar una visita al Congreso, donde su partido, el FRG, solía interpelarme, le dije: General, no es la primera vez que salgo vivo de sus huestes. Me miró extrañado. Y seguí: en 1982 estuvieron a punto de capturarme en Ciudad Nueva, zona 2, pero, sin saberlo, me fui antes. Meses después sus tropas llegaron a catear mi casa en la zona 1, pero llegué atrasado y mi vecina los despistó. Después, a los 22 años, me exilié. Se levantó de su silla y me dijo: “Fueron cosas de la guerra, Édgar, nada personal. Lo importante es no cambiar los objetivos. Míreme. En 1974, cuando me robaron las elecciones, me decían comunista. En 1982, fui el contrainsurgente. Y ahora, el populista. Soy hombre de Estado.” Pero, general, hay varios tipos de Estado, como usted bien sabe.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Atli Schoenbeck
Embajador de España finaliza su misión

Manuel Lejarreta realizó un coctel para despedirse de las personas con quienes compartió en Guatemala.

noticia Laura Castañeda / Sociedad de Plumas
Popurrí navideño
noticia AP
Policía política recaptura a los líderes opositores Leopoldo López y Antonio Ledezma

Tribunal Supremo venezolano afirma que violaron arresto domiciliario y que se desmantela un “plan de fuga”



Más en esta sección

Movimiento Universitario convoca a una marcha para hoy en la Plaza

otras-noticias

El derecho a exigir cambios radicales

otras-noticias

Giammattei gana tiempo

otras-noticias

Publicidad