[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La corruptela más encubierta

opinion

Lo que indigna es que tanto algunos proveedores como algunos encargados de hacer las compras circulen por este mundo con la máscara de ser personas decentes..

La corruptela más encubierta es la que se practica en los mandos medios ya sea de una empresa, una corporación o, naturalmente, en oficinas de los estamentos del Estado, dentro de las que los Jefes de Compras sirven como intermediarios o se benefician a sí mismos, con réditos extras porque desempeñan un cargo de mucha confianza. Beneficios perversos que comparten, algunas veces, con los mandos superiores o que, los mandos que dirigen la dependencia o la empresa, ni cuenta se dan de lo que a sus espaldas se recibe como resultado de las componendas con los proveedores.

Se trata de la estructura que proliferó gracias a que en la acción de comprar y vender, en voz baja se ofrece o se pide el diez o el 20 por ciento por la decisión de comprarle el producto necesitado a una empresa escogida con favoritismos preestablecidos. Es una corrupción que se practica en muchos ámbitos cuando se trata de compras identificadas con las necesidades cotidianas de la entidad. Así es como en muchas oficinas en lugar de comprar papel para computadora, se compra una gran cantidad de papel toilet o como sucede en casos más serios, y se reciben denuncias constantes, acerca de que en ciertos hospitales se aprovisionan de medicinas que no se necesitan y la compra de las más escasas y urgentes, simplemente, se ignoran. Los depósitos por las coimas se hacen a nombre de otras personas, o se entregan en algún lugar establecido en dinerito contante y sonante.

Bueno. Se preguntará el lector. ¿Y eso que tiene de diferencia, con la que practican los empleados de alto y medio pelo, los políticos o parientes de los gobernantes de turno, que siempre piden millones? Simplemente, porque es la que más pervierte todos los ámbitos de nuestra sociedad. En esa práctica tan inmoral, en la que los hechos de corrupción se mutiplican por miles y, en algunos ámbitos, con más gravedad que en otros. Por ejemplo, es sabido que en los servicios de construcción, algunos profesionales responsables de ejecutar las obras, acuden a la táctica de requerirle a personas que son buenas en sus trabajos de carpintería o herrería que, para tenerlos como proveedores deben subirle el precio a sus cotizaciones y que les puedan pasar su coima establecida y, si no es así, no hay negocio ni oportunidad de trabajo. Lo mismo ha sucedido a proveedores de telas para uniformes, si no le suben el diez por ciento al precio de la tela, no hay negocio, ya no se diga con pequeñas empresas de confeccionistas de uniformes y viceversa: Algunos confeccionistas tienen mucho éxito porque aquí y allá, de entrada, ofrecen una comisión sobrevalorando los precios.

Lo que indigna es que tanto algunos proveedores como algunos encargados de hacer las compras circulen por este mundo con la máscara de ser personas decentes, dignas de confianza de quienes les dan trabajo. Compradores y vendedores que se ríen de la calidad de los productos que entregan a terceras personas, que saben que pudieron haber entregado al usuario un mejor producto y hasta quizás a un precio más barato.

¿Cómo combatirla o denunciarla? Solamente, si los gerentes generales o los jefes de oficina rechacen personalmente cualquier negociación, grande o pequeña que ofrezca prebendas de mercadeo, más allá de una simple transacción. Que se preocupe por impartirle a su personal lo que significa que un empleado tenga moral y principios. Si de combatir la corrupción se trata, tanto los dirigentes de las empresas proveedoras como los de las instituciones que compran decidan quitarse la máscara de ser gente honorable, porque realmente se asemejan a esos grupos que critican los robos y la inmoralidad de otros, mientras ellos continúan practicando la corrupción más silenciosa y dañina que se enraizó en Guatemala.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Agencias
Trump anuncia que no asistirá a la ceremonia de investidura de Biden
noticia Roberto Blum
La fragilidad de las democracias

“¿Qué significa todo esto? ¿Estamos viviendo el declive y la caída de una de las democracias más antiguas y exitosas del mundo?” Ojalá que no sea así.

noticia Edgar Gutiérrez
El test de las elites en 2021

Variables a considerar.



Más en esta sección

Fuerzas de seguridad de Guatemala se enfrentan a migrantes

otras-noticias

Proyecto plantará un árbol por cada muerto de COVID-19 en Brasil

otras-noticias

Biden promete firmar desde el día de su investidura decretos sobre pandemia, economía

otras-noticias

Publicidad