[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Sin visión de largo plazo

opinion

A mediados de esta semana publicaba elPeriódico una infografía que mostraba las proyecciones de crecimiento poblacional para América Latina en los próximos 30 años. En este despliegue de información estadística sobresalía, por mucho, el caso de nuestro país; según esas estimaciones se espera que para mediados del presente siglo la población del país superará los 30 millones de habitantes, casi duplicando su nivel actual. Si hoy en día ya hacen crisis problemas asociados con el crecimiento poblacional como, entre otros, la falta de empleo, pobreza, seguridad, congestión vehicular y contaminación, resulta aterrador pensar cómo podría ser la situación en ese entonces. Para mencionar uno de estos casos, en lo que al empleo se refiere, de no mejorar la capacidad del país para generar empleos productivos y formales al ritmo que crece la población, para ese entonces se habrán añadido unos seis o siete millones más de guatemaltecos a la informalidad económica existente. Una posibilidad real a la que casi no se le presta la atención que merece, que rebasaría con creces las posibilidades de cualquiera de los modelos tradicionales basados en el desarrollo rural, la agricultura campesina o la asistencia social.

No obstante, agobiados de lidiar con cientos de problemas cotidianos y el estado de crisis permanente que vive nuestro país, generalmente no prestamos suficiente atención a los desafíos que el país tendrá que afrontar en las próximas décadas. Como si todo se redujera a encontrar una salida del laberinto político, económico y social dentro del cual se encuentra atrapado el país, nos afanamos hasta el cansancio en encontrar el Hilo de Ariadna que nos permita salir del embrollo en el que estamos metidos. Hasta ahora, un infructuoso esfuerzo que no solamente consume nuestras energías y recursos, sino también la atención que deberíamos estar prestando a estos fenómenos sociales y económicos que se cuecen a fuego lento porque, tarde o temprano, de no hacer nada al respecto, se convertirán, cuales feroces y despiadados Minotauros, en monstruosas amenazas de las cuales no podremos escapar. Si bien en el largo plazo, como dijo Keynes, todos estaremos muertos, esa no es razón para que lo urgente y lo inmediato sea nuestra única preocupación. Como bien lo demuestra la historia, los países que ha sido capaces de construir una visión compartida de desarrollo a largo plazo, también son los que muestran tener mayor capacidad para lidiar con el corto plazo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Una de cada 100 mil personas tiene reacción alérgica grave a vacuna de Pfizer

Los síntomas incluyeron erupción cutánea, sensación de cierre de la garganta, lengua hinchada, urticaria, dificultad para respirar, ronquera, labios hinchados, náuseas y tos seca persistente.

noticia Sputnik
Cebra de peluche extraviada se hace viral

La rocambolesca búsqueda de un peluche arrasa en Twitter. Drama y emoción en la desaparición de una pequeña cebra de trapo, necesaria para que la hija de un usuario de la red social se duerma.

noticia Mario García Lara
Las crisis engendran oportunidades

Para adaptarse con éxito al mundo pospandemia se requieren mejores instituciones.



Más en esta sección

5 minutos

otras-noticias

Todo está consumado

otras-noticias

Ex-Directora de la Diaco denuncia a funcionarios de Economía por difamación

otras-noticias

Publicidad