[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El Estado Palestino

opinion

Un derecho negado.

La permanente confabulación de extremistas israelíes y núcleos ultraconservadores de poder mundial, han saboteado durante las últimas siete décadas el establecimiento del Estado Palestino y la suscripción de un Acuerdo de Paz entre palestinos e israelíes. Es épica la lucha palestina por su independencia y consecuente garantía territorial. Niños con ondas de pita, frente a un ejército acorazado dispuesto a matar, los “daños colaterales” no importan. Una juventud masacrada, encarcelada, sometida a tortura. Muros que dividen familias. Fronteras dentro del propio territorio. Guardadas por un ejército de ocupación. Campesinos que pierden su tierra de cultivo, han quedado en tierra ocupada, o que por seguridad se impide cultivarlas. Viviendas arrasadas. Una afrenta al derecho humanitario de ese histórico pueblo, hechos reiteradamente sancionados por Resoluciones de la ONU. Contra estas se ha blindado Israel, acorazado por el poder mundial. En tanto. Efluvios de sangre palestina continúan brotando para vergüenza mundial.

No han sido suficientes los esfuerzos político-diplomáticos de la comunidad mundial. La ONU, reconoce a Palestina como Estado observador en 2012. Un año antes la UNESCO aceptó a la Autoridad Nacional Palestina como miembro pleno. Mundialmente hay un reconocimiento explícito a Palestina como Estado. Es urgente sin embargo, el cese a la represión en contra del pueblo palestino, fin de la ocupación israelí, respeto irrestricto al territorio palestino, cuya delimitación fronteriza aceptable se retrotrae a las fronteras de 1967. Esto incluye Jerusalén Este, como capital. Por ahora, relanzar el acuerdo de paz Palestino-Israelí, sobre la base de dos Estados y sustentado en los Acuerdos de Oslo 1993, es lo razonable. Posibilidad que parece lejana, sin embargo, Guatemala debiese sustentar su diplomacia sobre estas bases. Profundamente pacifistas. Hablaría muy bien del país y haría justicia a los anhelos de este pueblo: Sumarnos a las naciones que abogan por evitar el descarrilamiento definitivo del proceso de paz. Mantener una diplomacia errática, zalamera y dependiente, como la que nos avocó a signar “nuestro apoyo” a la provocación belicista de reconocer a Jerusalén como capital de Israel. Es solo una medida política torpe, propia de República bananera. Además, sustentar aquella decisión en razones “cristianas” como hizo Jimmy es contrario, incluso, a nuestra
legalidad. En tanto Estado laico.

 Guatemala debe ser coherente con lo afirmado en el año 2012 por su Cancillería: “respalda firmemente el establecimiento de un Estado independiente y soberano para el pueblo palestino”, condicionado a un acuerdo de paz negociado con Israel. PL. 30-11-2012. No hay principio más cristiano que difundir la paz. Justicia para Palestina, significa paz para Israel.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción / Agencias
Los políticos que asistieron a la investidura de Joe Biden y Kamala Harris

El presidente saliente, Donald Trump, no asistió a la ceremonia rompiendo una tradición de 150 años. 

noticia Mario Roberto Morales
Derechos laborales violados

¿Defender derechos humanos vulnerando los de sus propios trabajadores?

noticia AFP
Putin dice que palacio que Navalni le adjudica “no le pertenece”


Más en esta sección

¿Qué diputados votaron a favor de la juramentación de Mynor Moto?

otras-noticias

CANG publica convocatoria para elección de magistrados de la CC

otras-noticias

Juramentación de Moto debilita la integridad de la CC señala funcionaria de EE.UU.

otras-noticias

Publicidad