[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Presupuesto 2018: ¿castigo autoinfligido?

opinion

“En ausencia de los dioses, reinan los fantasmas”. (Novalis)

El impacto de la no aprobación del presupuesto 2018, tal y como lo presentó en el anteproyecto respectivo el Ministerio de Finanzas Públicas, es contraproducente socialmente hablando: Q900 millones menos para educación y para el IGSS, casi Q1,500 menos para Salud, más de Q3 mil millones menos para infraestructura e inversión y una serie de críticas infundadas para una cartera de préstamos provenientes de la comunidad financiera internacional por más de US$1,340 millones, que se introducen en el viejo costal de las críticas antañonas sobre el endeudamiento público, y la errónea comparación del presupuesto individual con el del Estado, que tiene importantes efectos multiplicadores en la economía.

El tema del endeudamiento público externo es preciso analizarlo detenidamente, recordando que con el gobierno de Pérez Molina se cerraron las ventanillas internacionales, y no ha sido sino hasta estos tiempos en que se han preparado programas de apoyo como los siguientes: Construcción del Sistema de Protección de la Biosfera Maya (España Santander); Programa de Mejoramiento y Cobertura Educativa (BID); Programa de Inversión y Modernización del Sector Justicia (BCIE); Programa de Fortalecimiento y Modernización del Ministerio Público (BID); Crecer Sano Proyecto de Nutrición y Salud en Guatemala (BIRF); Proyecto de Infraestructura Urbana y Prevención de la Violencia (BIRF). Todos estos programas requieren de contrapartida y un robustecimiento profesional serio de nuestra tecnocracia. El presupuesto no es un crimen como lo escribe un trasnochado neoliberal.

Si no fuera porque uno comprende bien lo dramático del suicidio colectivo, lo sucedido con el presupuesto 2018 sería digno de un profundo análisis sociológico que apunta a lo tragicómico de los sabelotodo y lobistas que viven hoy en día de los sapientísimos consejos a los medios, las élites y la variopinta sociedad civil que está confundida en un fiambre de clichés del liderazgo intelectual que asesora y que se inspira en libros viejos.

La colectividad guatemalteca se parece mucho a los lemmings, roedores que habitan en las tundras y praderas árticas, que tienen un ciclo de reproducción bastante corto, y de paso se reproducen como cuyos, produciendo constantes explosiones demográficas que se compensan gracias a la actuación de los depredadores y porque existe el mito que se suicidan en masa, siguiendo a un líder pendejo que los conduce al vacío del acantilado.

Por fortuna nuestro actual Ministro de Finanzas Públicas proviene de los recintos más tradicionales y conservadores que uno pueda imaginar, de lo contrario se hubiera posicionado en primera línea el fantasma de que tras bambalinas se cocinaba un presupuesto chavista, inspirado en las más nefastas ideas de la Comisión Económica para América Latina –CEPAL–, de los años en que Raúl Prebisch y sus pupilos hacían de las suyas por todos los recintos tecnocráticos y académicos del subcontinente.

Nada que ver, hoy en día el propio Fondo Monetario Internacional ha cambiado mucho y sus delegados regionales insisten no solo en la transparencia sino en un énfasis por la planificación a largo alcance, para lo cual la exigencia ciudadana debe ir hacia entidades como la Contraloría de Cuentas que sin necesidad de mayores candados presupuestarios tiene mandatos muy claros gracias a múltiple legislación ordinaria en la que sobresalen las últimas leyes decretadas sobre Transparencia, que incluyeron importantes reformas a la propia Ley Orgánica del Presupuesto.

Pareciera ser así que el vocifereo de la no aprobación del presupuesto como un instrumento exclusivo del pacto de corruptos, del que los opositores de todo corte se atribuyen una victoria pírrica sobre el partido oficial y sus aliados, llegará a ser como una especie de castigo autoinfligido para incontables necesidades que están plasmadas en tal instrumento que en cualquier parte del mundo es un mecanismo no solo de reactivación económica, sino de apoyo vital para salvaguardar la institucionalidad y principalmente para fortalecerla.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Editorial
Legalización del aborto en Argentina
noticia UNIVISIÓN
Cámara de Representantes aprueba el segundo ‘impeachment’ a Trump por “incitación a la insurrección”

noticia Agencias
Reacciones internacionales a la violencia en el Congreso de Estados Unidos

La comunidad internacional y representantes de organizaciones mundiales se han pronunciado sobre los disturbios y violencia por el ingreso de partidarios del presidente Donald Trump en la Cámara de Representantes de Estados Unidos.



Más en esta sección

EE. UU. sigue de cerca acciones del Congreso

otras-noticias

Guatemala rompe su récord de corrupción

otras-noticias

Gobierno asegura que Presupuesto será de Q94.3 millardos

otras-noticias

Publicidad