[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Cómo minimizar los efectos desastrosos de las tormentas tropicales en Guatemala

opinion

El efecto del mal uso y manejo de los recursos naturales por los campesinos y agricultores en general hace que la población rural (67 por ciento) viva cada día más pobre.

 

Integrar y coordinar las instituciones públicas y privadas para establecer un sistema de equilibrio entre el hombre, los recursos naturales y el medioambiente, a fin de utilizar en forma eficiente los recursos físicos, económicos y humanos por Cuenca Hidrográfica, que es la unidad geográfica natural, donde el agua de lluvia que cae drena a un cauce común: río; por lo que se dice que la cuenca es la cuna del agua.

La degradación acelerada de los recursos naturales y el medioambiente en Guatemala es alarmante, particularmente en las partes altas de fuertes pendientes donde se inician las cuencas hidrográficas, ya no soportan los sistemas de uso y manejo tradicional sobre los recursos naturales.

Las instituciones básicas para el desarrollo rural han venido trabajando desordenada y aisladamente, pues los recursos naturales se han deteriorado y la población crece aceleradamente, es decir, no ha habido una voluntad política nacionalista, lo que origina problemas sociales, físicos, económicos y políticos.

La Constitución Política de la República de Guatemala, declara de urgencia nacional y de interés social, la conservación de los bosques y como bien de dominio público, el agua.

La regionalización del país demanda de una coordinación, programación y financiamiento para las comunidades rurales, situación oportuna para que se realice por cuenca hidrográfica.

Las Naciones Unidas, ha recomendado a los países en desarrollo, organizar sus respectivos territorios por cuenca hidrográfica, para lo cual ha ofrecido cooperación técnica y financiera.

El Altiplano guatemalteco lo conforman las cabeceras de las 38 cuencas hidrográficas donde se asienta el 60 por ciento de la población minifundista de menos de una hectárea no agrícola por persona, solo el 26 por ciento del área nacional es de potencialidad agrícola, el resto es de vocación forestal (74 por ciento).

La disponibilidad de agua de lluvia en Guatemala, promediaba en seis meses es de 22 mil metros cúbicos por hectárea, lo que indica que somos un país con abundante agua, pero no se aprovechan estos excesos, mediante sistemas de conservación de suelos y agua, pues solo ocasionan daños severos a la población y a la infraestructura. Los otros seis meses escasea el agua para abastecer a las poblaciones, riego, hidroeléctricas y otros usos.

El recurso hídrico es el más usado por el hombre, por lo tanto, es integrador y denominador común entre los otros recursos de allí su importancia en el desarrollo a través del uso y manejo adecuado de cuenca hidrográfica.

En Guatemala el 63 por ciento (69 mil km²), tiene alta y muy alta susceptibilidad a la erosión, donde las pérdidas de suelo alcanzan cientos de toneladas por hectárea por año. Un ejemplo de erosión y sedimentación está en la cuenca del río Chixoy, donde 4 millones de toneladas por año se sedimentan en el embalse de la hidroeléctrica, disminuyendo considerablemente su vida útil a esta importante obra.

El efecto del mal uso y manejo de los recursos naturales por los campesinos y agricultores en general hace que la población rural (67 por ciento) viva cada día más pobre, por tal razón emigra a los centros urbanos creando otros problemas sociales. Esta población está en un dilema: por un lado necesita satisfacer sus necesidades mínimas, explotando los recursos naturales más allá del equilibrio natural y por el otro lado está amenazando su propia sobrevivencia y los de las futuras generaciones.

Para minimizar estos efectos devastadores de las tormentas tropicales y disminuir las sequías se propone:

Instruir y fortalecer a las instituciones que conforman los Cocodes para que sus programas y proyectos se realicen dentro de las 38 cuencas hidrográficas ya priorizadas en el país, las cuales deberán coordinarse con otros sectores.

Evaluar la situación actual de los recursos naturales y el medioambiente con el fin de hacer el ordenamiento territorial de uso, manejo y aprovechamiento racional de los mismos.

Fundamentar e impulsar el ecodesarrollo nacional por cuenca hidrográfica que asegure el bien común y la paz de los guatemaltecos, mediante una unidad natural de planificación, evaluación y ejecución que derive de la conservación, manejo integral de nuestros recursos naturales y el medioambiente por cuenca hidrográfica.

Concientizar a las autoridades superiores sobre la importancia de esta estrategia de desarrollo y los logros que se obtendrán al planificar, ejecutar y evaluar proyectos de desarrollo por cuenca hidrográfica, con el fin de optimizar el uso de los recursos naturales, económicos y sociales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
El Milan sigue imparable

El AC Milan, tres días después de su primera derrota en la Serie A ante la Juventus (3-1), volvió a la senda de la victoria ante el Torino (2-0) este sábado en San Siro, con el regreso del astro sueco Zlatan Ibrahimovic.

 

noticia AFP
Fanáticos de Trump generan caos en el Congreso de EE.UU.
noticia Lucero Sapalú*/ elPeriódico
Municipios de San Marcos suspenden ferias por COVID-19

En Quetzaltenango han recomendado evitar reuniones de más de 10 personas por el  nuevo coronavirus 



Más en esta sección

Diaco enfrenta problemas presupuestarios

otras-noticias

Usac inaugura salones para estudiantes de artes escénicas

otras-noticias

PNC arrestó a 39 personas por violencia contra la mujer este mes

otras-noticias

Publicidad