[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

¡No es normal!

opinion

Perder la dignidad.

 

No, no es normal que sea la desesperanza la que impera en nuestras calles y montañas. Que aceptemos la crisis como normal. No es normal ver a tantos niños y ancianos pidiendo en las paradas. No, no es normal que un presidente, que ofreció donar parte de su sueldo para causas nobles, haya estado cobrando un sobresueldo de Q50,000 al mes (tampoco es legal). No, no es normal tantas carreteras colapsadas y comunidades aisladas sufriendo zozobra. No, el silencio no es normal.

No, no es normal que un buen porcentaje de diputados, destinados a hacer las leyes, estén en conflicto con la ley. Y menos que regulen vilmente a su favor y conveniencia pisoteando la esperanza popular. No es normal que se roben los ríos, que revienten las montañas verdes.

No es normal que amanezca una avenida sin sus árboles centenarios. No es normal que uno de los países más pobres del mundo tenga de las medicinas más caras del mundo. Ah, y el salario presidencial más alto de América Latina.

No es normal que la mitad de la niñez menor de cinco años padezca desnutrición y no se haga nada para frenarla. No, el olvido no es normal.

No, no es normal que la posada de los policías esté cundida de insectos y plagas contagiosas. No es normal hablar de “bandos” en “tiempos de paz”. No es normal que inventen discursos de falsa “soberanía” para desaforar la lucha en contra de la corrupción.

¿Y el transfuguismo?, no, eso tampoco es normal.

No, para nada es normal que aún haya tantos cerebros colonizados aplaudiendo discursos y actitudes prepotentes y violentas. No es normal que el presidente, el alcalde capitalino y tantos diputados corran riesgo de perder la inmunidad por supuesta corrupción, y que eso sea: “Golpe de Estado”. No es normal que, con postizo “nacionalismo”, sectores recalcitrantes inventen discursos anti-CICIG. No es normal que la muerte siga galopando por las calles y nada pase. ¿Cuántos diarios? ¡Por Dios! No es normal que trasnochados radicales sigan machucando y desdibujando ideologías ajenas en su arcaico discurso, sin mostrar ideas, claro. No, no es normal los miles de niños guatemaltecos cruzando la frontera. ¡Son niños! No es normal ver escuelas con aguaceros en sus aulas. No es normal aceptar que la falta de ética sea lo normal. O sea, no es normal que lo anormal se acepte como normal. Que los pájaros le tiren a las escopetas.

Porque si todo esto lo vemos como normal, estamos derrotados. Reconocer que el Estado ha fallado, es hacernos capaces de reformarlo. Con propuestas limpias, que jamás miren como normal a la injusticia.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Edgar Balsells
La democracia en la era del unicornio

América está a punto de olvidar la extravagancia de sus invenciones. Roger Cohen.

noticia
Martes 25 de Abril de 2017
noticia
Diputíteres de los bajos fondos


Más en esta sección

Excancilleres y exembajadores solicitan mecanismos democráticos para solucionar la crisis política del país

otras-noticias

Localizan aeronave en Laguna del Tigre, Petén

otras-noticias

Grosjean abandona el hospital

otras-noticias

Publicidad