[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

No nos toca ni juzgar ni defender

opinion

Existe la posibilidad de que el alcalde Álvaro Arzú sea inocente, al igual que existe la posibilidad de que no lo sea.

 

Independientemente de la simpatía o la antipatía por el alcalde de la Municipalidad de Guatemala, Álvaro Arzú, los guatemaltecos debemos de velar porque se respete el debido proceso y el esclarecimiento de la verdad. En este caso se presenta una solicitud por parte del Ministerio Público (MP) y la Comisión Internacional contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), de retirar el derecho de antejuicio a un personaje emblemático de la política nacional. Un hombre que para muchos es el mejor político de la era democrática y para otros, el último caudillo de la antigua política que se encuentra en el ojo del huracán. El resultado de esta solicitud e investigación, el actuar de sus protagonistas y la postura de los espectadores de los diferentes sectores de la sociedad guatemalteca, definirán el futuro que se construirá a partir de esta crisis.

En mi opinión, el derecho de antejuicio del que gozan los funcionarios públicos es un blindaje de impunidad en el que se pueden resguardar, ya que no pueden ser investigados quienes se involucren en actos de corrupción. Un concepto que nace para evitar la persecución política, se convierte en el escudo de la impunidad. Al solicitar que se le retire el derecho de antejuicio a un funcionario, se requiere simplemente que el mismo sea sometido al mismo escrutinio al que cualquier otro ciudadano es sujeto. Es por ello que una Comisión Pesquisidora o un juez pesquisidor determina si la solicitud es genuina y válida, o si obedece a una persecución política o intereses espurios. El último y claro ejemplo del manipuleo de este precepto fue la actitud de 107 diputados que, en contraposición a la Comisión Pesquisidora, votaron a favor de no retirarle el derecho de antejuicio al presidente Jimmy Morales vedando a la justicia, y por ende a los guatemaltecos, el esclarecimiento de la verdad. Y esto es precisamente lo que no podemos permitir,  que por miedo, solidaridad, ideología o el tan destructivo desconocimiento, se deje de investigar un posible acto de corrupción. Con esto no condeno de ninguna manera al alcalde Arzú, ya que de no salir involucrado como indica el MP y la CICIG, este proceso de investigación lo puede favorecer, de manera que los rumores que se han forjado en su contra se puedan desvanecer con pruebas fidedignas.

El problema medular de la construcción de una mejor Guatemala, radica en el fanatismo de los diferentes sectores de la sociedad que históricamente han defendido posturas, aunque las mismas carezcan de total sentido común y fundamento. ¿Cómo es posible que se adhieran a una defensa ciega o a una censura anticipada desvirtuando por completo el trasfondo de la solicitud por parte del MP y la CICIG? Dada la coyuntura y para dar legitimidad al contexto, considero de suma importancia durante este proceso que se le otorgue el beneficio de la duda al alcalde Arzú, así como que se permita que las investigaciones sigan su curso. En este momento de la tan complicada coyuntura nacional, no es en las calles sino en los juzgados donde se deben abordar estos casos. Los ojos del mundo están encima de nosotros y debemos de trabajar por convertirnos en el referente de la lucha en contra de la corrupción y la impunidad, apoyando el esclarecimiento de la verdad, sin tomar partido, ya que al hacerlo podemos caer en la trampa de apoyar o desacreditar prematuramente.

Es en el esclarecimiento de la verdad, donde se construirá una mejor Guatemala. Guatemala no se beneficia si el alcalde Arzú, un político de indiscutible trascendencia, resulta involucrado en temas de corrupción, como tampoco se beneficiaría si el mismo estuviese involucrado y se mantuviere impune. Es solo con la verdad que Guatemala podrá construir, independientemente para dónde se mueva el péndulo. Espero que tengamos todos la madurez de aceptar lo que resulte de este controversial caso.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Alejandro Maldonado Aguirre
Narciso Sardá Riusech el héroe olvidado
noticia Isela Espinoza/ elPeriódico
Pequeños inversores adquieren Q19.1 millones
noticia Cristian Velix/elPeriódico
Costo de atención de un paciente severo con COVID-19 es de más de Q48 mil

La suma corresponde a los gastos incurridos por el Hospital General San Juan de Dios, en donde han sido hospitalizadas más de 2 mil personas con la enfermedad.



Más en esta sección

CSJ vuelve a multar a jueza Aifán y le rechaza tres recusaciones

otras-noticias

La duda legal sobre las compras del último estado de calamidad

otras-noticias

Comunidades se suman a los conflictos en Santa Catarina Ixtahuacán y Nahualá

otras-noticias

Publicidad