[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Empleados del pueblo

opinion

Designamos a un representante para que nos dirija, no para que nos obedezca.

 

En Guatemala siempre hemos vivido en crisis, y cada vez que llega una nueva ola nos parece la peor. Los espacios que hemos tenido en paz, han sido breves y fugaces. Y, sin embargo, seguimos activos y hemos sobrevivido a todas las tormentas.

Hace apenas dos años, nos estábamos liberando de una dupla presidencial corrupta, y celebramos entusiastas el inicio de una nueva época. Los cargos que se le imputaron a los patriotas no paran, porque a cada momento se descubre otra cloaca.

Ahora, el “pueblo” (esa abstracción) asume que cometió un error al elegir a sus representantes actuales, y como quien simplemente se cambia de camisa, se lanza a la calle con vuvuzelas a reclamar su renuncia. Lo que suena raro en esta comparsa, es que se admita la equivocación, pero no la culpa. Elijo un martillo para sacar un tornillo, y como no funciona, le echo la culpa a la herramienta. Las redes sociales están repletas de consignas irracionales, como la de alguien que escribió: “Cuando el pueblo se expresa, el político debe escuchar y obedecer. Son empleados del pueblo”. El enunciado es indignante. Si tal cosa fuera real, absolutamente nadie querría ser político, a menos que la corrupción fuera su motivación, para enriquecerse, porque ¿quién estaría dispuesto a ser mandadero en lugar de mandatario? Un gobernante es elegido para representar, con dignidad.

En el hogar no hay elección, los hijos no pueden tratar a sus padres como mandaderos, ni exigirles que se endeuden para comprarles algo o amenazar que si no obedecen los cambiarán. Es lo que tienen, su circunstancia.

En la educación, el maestro es la autoridad, y los alumnos deben respetarle. El maestro no es un mandadero que trabaja para los alumnos, sino quien los forma.

El Gobierno es autoridad, y designamos a un representante para que nos dirija, no para que nos obedezca. Creo que el presidente Morales, escuchando tantos insultos a su dignidad, ya podría habernos mandado a todos a la porra, para que nos arreglemos entre nosotros, porque dada nuestra incapacidad para elegir, mucho nos costará actuar. El pueblo se refleja en su mandatario, porque cada pueblo tiene el que se merece.

Podríamos pasar años cambiando a políticos que acepten ser comprados o humillados, o volvernos responsables, liberarnos de la corrupción que no reside solo en el Estado, y elegir con responsabilidad a nuestros próximos representantes, pero asegurándoles que los dejaremos actuar sin faltarles al respeto, con dignidad.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Phillip Chicola
Listados desbloqueados

Un modelo para la elección de diputados.

noticia Miguel Ángel Albizures
Rechazo a la amnistía y resarcimiento

La verdad, es un derecho de las víctimas saber dónde quedaron sus desaparecidos.

noticia EFE
Segundo tiroteo masivo en 24 horas anticipa un “verano violento” en EE.UU.

Medio centenar de personas se reunieron en el hospital Jackson Memorial para saber del estado de salud de sus allegados y, tomados de las manos, formaron un círculo para rezar a las puertas del centro médico.



Más en esta sección

Mejora en la economía incentiva a más inscripciones en el Registro Mercantil

otras-noticias

Remesas a El Salvador aumentan

otras-noticias

Cemex invertirá US$25 millones

otras-noticias

Publicidad