[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Como una hormiga viendo la cabeza de un elefante

opinion

China unió lo mejor del capitalismo y lo peor del comunismo.

 

Como una hormiga que desde el suelo ve para arriba la cabeza de un elefante, me sentí cuando desde la acera, al pie de la Torre Shanghái, contemplé aquel edificio de cristal de forma irregular, que es el segundo edificio más alto del mundo (el primero está en Dubái). Y no era para menos, pues tiene más de medio kilómetro de altura (632 metros para ser exactos), un cuerpo con 106 ascensores y 128 pisos, que de verdad rasca el cielo. Esa China a la que en 1976 le triplicábamos el PIB per cápita (y que hoy holgadamente nos lo duplica) tiene también el cuarto, séptimo, noveno, décimo quinto y décimo sexto edificios más grandes del mundo. ¡Wow!

El éxito de China lo atribuyo a la extensa población (una mejor economía a escala para el mercado interno y de exportación) y a la garantía de la propiedad privada y el Estado de derecho. Un permiso para operar comercialmente (ya sea en lo privado o en alianzas público-privadas) no se pone luego en tela de juicio, como ocurre en Guatemala, como han sido los casos de la Minera San Rafael o de las hidroeléctricas Oxec. Por lo demás, en China no hay robo de energía eléctrica; ni invasión de fincas; ni bloqueos en carreteras; ni maras; ni extorsión al transporte público o a los comercios; ni asesinato de pilotos de buses; ni oposición a las hidroeléctricas; ni asesinatos a tiros en la calle. Con estas premisas, en dónde invertirá un extranjero, ¿en Guatemala o en China? (Por cierto, el salario mínimo de China es mayor que el de Guatemala)

En realidad, China ha unido lo mejor del capitalismo y lo peor del comunismo, en una rara amalgama que funciona. Lo mejor del capitalismo es el respeto a la propiedad, al Estado de derecho, permitiendo que el consumidor premie al productor mediante la compra libre y voluntaria de su producto o servicio. Y lo peor del comunismo, la represión, la intolerancia, la negación de libertades individuales y de los más elementales derechos humanos. En China, no hay libertad de prensa, sino censura infame; no hay ni siquiera sindicatos en la versión que los conocemos en occidente, porque allí solo se dedican a promover eventos sociales. Es una pena que China no haya plasmado su éxito en libertad, evitando caer, como ocurrió, en el pánico de creer que, con tanta población y sin una mano de hierro en el gobierno, la democracia se pudiera volver un pandemónium.

Nuestros anfitriones en China invitaron a mi familia a almorzar en un restaurante muy peculiar. No había, como en todos los demás del mundo, un gran salón con mesas, sino habitaciones que estaban equipadas con muebles de sala y una mesa de comedor redonda, con servicio personal. En la entrada del restaurante había fotos de reyes y presidentes que habían llegado al lugar. Según nos dijeron, en la habitación donde comíamos lo hicieron antes Bill y Hillary Clinton.

Luego asistí con mi familia a una boda de estilo chino. Por la mañana, el novio llegó al cuarto de la novia en la casa de los padres de ella, de donde salían de la puerta cerrada cinco cintas, de las cuales solo una llegaba hasta la novia. Mientras el novio jalaba las cintas, a las amigas de la novia les daban un sobre cuadrado de color rojo con dinero adentro, para que convencieran a la novia de la conveniencia de la boda. Luego, los padres de la novia retaron al novio con una adivinanza; ya resuelto todo, los contrayentes ofrecieron el té a sus padres. Por la noche, hubo una cena en el histórico Hotel Peace de Shanghái, cuya decoración interna es de un refinado estilo Art Deco.

Los que se casaban eran la guapa y joven Chunying, originaria de Shanghái, que fue a Estados Unidos a realizar sus estudios universitarios, y cuya licenciatura la obtuvo con un Summa cum Laude; quien luego realizando sus estudios de maestría y doctorado en economía, conoció a José, que hacía otro tanto. José obtuvo una licenciatura en finanzas y una en matemáticas en Warthon, una de las mejores universidades de negocios y economía del mundo. Luego, gracias a una beca Fulbright, realizó estudios en Chile. Ahora ambos, que son doctores por la Universidad de Minnesota, han publicado diversas investigaciones sobre temas económicos y financieros en prestigiosas revistas de economía del mundo. Chunying trabaja exitosamente en Nueva York; y José, de catedrático e investigador de la Universidad de Georgetown en su campus de Catar. Los nuevos esposos se radicarán en alguna ciudad norteamericana.

José Gonzalo Asturias es hijo mío; y ahora Chunying, mi nuera. Con mis consuegros no tengo mayor comunicación porque solo hablan chino, pero nos hemos entendido muy bien por señas y por medio de traductores. En la cena, en la que había exceso de comida refinada, brindé con mis otros hijos por la felicidad de la familia Asturias Xie, y porque basen su éxito en Dios y en valores y principios (no en el dinero y el renombre, porque como lo dijera en un poema Miguel Ángel Asturias, tío abuelo del novio: “por mucho que eso valga vale muy poca cosa / el poder de la espada, el oro y el renombre”) ¡Salud mis hijos! ¡Con ustedes y por ustedes lloro de alegría!

gasturiasm@gmail.com

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Méndez Vides
Línea de fuego

Viaje al centro de los libros.

noticia Juan Diego Godoy
Episodio #5: La fotografía del ministro: Radiografía de una imagen polémica

La imagen del ministro de Desarrollo, Raúl Romero Segura, rodeado de tres mujeres en una casa de servicios eróticos en la zona 14 capitalina, salió a luz el 30 de mayo en la sección de elPeladero. Y causó mucho revuelo. Seguro alegó que era falsa, pero elPeriódico comprobó su veracidad. ¿Cómo lo hizo? ¿Qué hay detrás de una imagen para saber si es real o un montaje? ¿Por qué esta imagen marca un antes y un después para el equipo gráfico de elPeriódico?

Juan Diego Godoy resuelve todas estas interrogantes con Amílcar Rodas, director gráfico de elPeriódico.

noticia Lucero Sapalú*/ elPeriódico
Taxistas manifiestan contra seguro obligatorio

El acuerdo 17-2020 establece que los transportistas deberán contar con seguro de responsabilidad civil contra terceros y ocupantes.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Dos sismos se han registrado en el país en las últimas horas

otras-noticias

Proveedor cuestionado y su hija compiten por los mismos contratos

otras-noticias

Presentan inconstitucionalidad contra la ley de oenegés

otras-noticias

Publicidad