[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Optimismo aún en la niebla

opinion

Debemos ser parte de esa transformación que está ocurriendo frente a nuestros ojos..

 

Soy optimista porque, a pesar que nos rodea la oscuridad de los hombres que han corrompido sus vidas y las de las instituciones, la lucha contra ese mal se hace presente. Ya lo anuncia Iván Velásquez que “Los poderes ocultos serán derrotados”, por lo que la sociedad debe apoyarlo en su labor quijotesca pues es una tarea de todos los que queremos un cambio, para salir de la oscuridad que nos envuelve y buscar la luz que se atisba. Debemos ser parte de esa transformación que está ocurriendo frente a nuestros ojos. Eso debe alegrarnos, porque, como dijo A. J. Cronin: “La vida no es ningún pasillo recto y fácil que recorremos libre y sin obstáculos sino un laberinto de pasadizos en que tenemos que buscar nuestro camino, detenidos de vez en cuando en un callejón sin salida”. Creo que estamos saliendo del nuestro, con la guía de don Iván y Thelma, cuyo coraje es el mejor ejemplo para seguir luchando contra los tenebrosos. Ya debemos anticiparnos y ser hacedores del cambio mostrando nuestro apoyo a esa lucha por la justicia. Tenemos que disfrutar ese cambio actual aunque falta mucho por andar y barrer. Que los partícipes del sistema injusto hagan su mea culpa como Alfonso Portillo me parece bien, pero que su perdón sea sincero con obras y denuncias claras. Eso deberían hacer él y los expresidentes y ministros para ayudar a transformar Guatemala y, de esa forma, la disfruten campesinos, obreros, operarios, trabajadores de cuello blanco, empresarios, cooperativistas, catedráticos, gente de a pie, en moto y carro, magnates y emprendedores de todos los tamaños, hispanos, mestizos, mayas, xincas, garífunas y de otras etnias. Estamos en este territorio atrapados por esa ley de la gravedad donde interactuamos día a día, en este bello y curioso país que tiene por delante la inmensa tarea colectiva de salir adelante. Lo planes no suelen salir como uno piensa y por eso hay que corregir el camino y seguir la brújula del bien común para que avance un país cristiano como el nuestro. Solo que solemos olvidarnos de ello, inmersos en el prejuicio y el fanatismo que nos traba. Por eso vale ir a la raíz de la palabra de Jesús para no desmayar (Lucas 18), y no ser como el fariseo que le decía a Dios que por ser justo velase por él, porque “el que se ensalza será humillado, y el que se humilla será ensalzado”. Resulta importante citar a Lucas 21 cuando los fariseos le preguntaron cuándo vendría el reino de Dios. Y les respondió que estaba acá ya: “El reino de Dios no vendrá con advertencia. Ni dirán: Helo aquí o helo allí, porque he aquí el reino de Dios que está entre vosotros”. Y fue claro en decir que “ninguno es bueno sino solo Dios”. Cuando un rico le preguntó si podía seguirlo como un apóstol más, Jesús le dijo: “Aún te falta una cosa: vende todo lo que tienes, y da a los pobres, y tendrás tesoro en el cielo; y ven, sígueme”. Eso me entusiasma pues si todos somos cristianos en este país, dar impuestos correctos es como Él decía: “Dad al César lo que es del César”, es algo loable, como actuar en favor de los pobres desde el Estado, con la clase política, las cámaras y cofradías, campesinos y cooperativistas, obreros y trabajadores de cuello blanco… Aquí tenemos trabadas las reformas constitucionales que hay que aprobar como buenos cristianos, como la ley de Aguas, de Bancos, Electoral y otras que vendrán a quitar nuestra niebla actual. Todos con entusiasmo debemos motivar por esas reformas, por el cambio. Y qué mejor que recordar el Sermón de la Montaña para guía de cuidar a los débiles y mansos: porque ellos recibirán la tierra por heredad.

“Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia: porque ellos serán hartos. Bienaventurados los misericordiosos: porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón: porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores: porque ellos serán llamados hijos de Dios”. Es todo un programa de gobierno para nuestro mundo.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
WhatsApp entre la confidencialidad y las ventas
noticia Luisa Paredes / elPeriódico
EE. UU. designa públicamente al diputado Boris España por su implicación en corrupción

El país norteamericano prohibió al parlamentario y a sus familiares, ingresar a territorio estadounidense.

noticia AFP
Un informe identifica cientos de casos de abuso sexual en la mayor diócesis de Alemania

Más de la mitad de las víctimas eran niños menores de 14 años.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

El Princesa de Asturias premia a los artífices de las vacunas anticovid

otras-noticias

Diario prodemocracia de Hong Kong intervenido por autoridades dejará de publicarse el jueves

otras-noticias

¿Cannabis y suicidio? Un estudio los relaciona en adultos jóvenes

otras-noticias

Publicidad