[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Los contenidos del Moncada

opinion

De la épica a la teoría política.

 

Aquel Santiago de Cuba –1953– aparece registrado en la historia universal, como la gesta épica, que marcó el inicio del proceso revolucionario cubano. Tan memorable es la fecha para aquel pueblo heroico, que lo nombraron: Día de la Rebeldía Nacional. La acción militar en sí misma, demostró la enjundia y entrega patriótica de quienes participaron en ella. Sin embargo, el objetivo inmediato no se logra. La toma de los cuarteles: Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Activa –eso sí– la célula rebelde del pueblo cubano, en contra de despotismo y corrupción. El sustrato político de la gesta se sintetiza en el histórico y universal: La historia me absolverá de Fidel Castro.

A este texto, me referiré ahora. Especialmente a las líneas de diagnóstico, sobre la situación del pueblo cubano en los años cincuenta y que justifican la rebelión: “seiscientos mil cubanos, sin trabajo. Deseando ganarse el pan sin tener que migrar. Quinientos mil obreros del campo… que trabajan cuatro meses al año y pasan hambre el resto del año compartiendo con sus hijos la miseria. Cien mil agricultores pequeños, que viven y mueren trabajando una tierra que no es suya, contemplándola siempre tristemente, como Moisés la tierra prometida. Diez mil profesionales: médicos, abogados, profesores…que salen de las aulas…para encontrarse en un callejón sin salida”. Como podrá verse de inmediato, la Cuba de hace sesenta y cuatro años. Es exactamente la Guatemala de hoy. Fidel como solución, propuso –en 1953: cinco leyes revolucionarias: “segunda: Tierra a los colonos. Quinta: confiscación de los bienes de los malversadores de todos los gobiernos y a sus causahabientes y herederos”. Es decir, decisiones profundas frente a problemas ídem. Estado fuerte, autónomo y con capacidad de decisión. Nosotros Estado cooptado y debilucho, seguimos entreteniendo la nigua. Descendiendo en el foso de la miseria. Incluso imbuidos de enfermizo e impuesto orgullo: Soy chapín pilas.

Lo que en Cuba era problema hace sesenta y cuatro años, ahora no lo es. Habrá otros. Los atávicos: Superados. Otro rasgo de aquel discurso y que retrotrae a la sociedad guatemalteca, al pasado, es la situación –fraccionada– del movimiento social. En palabras de Atilio Borón, prologando el discurso de Fidel dice: exige la unificación de todas las fuerzas sociales oprimidas y explotadas por el capitalismo y no su dispersión en un archipiélago de organizaciones políticas y sociales cuya desunión es garantía de su propia irrelevancia. Dura y certera critica a la rigidez ahistórica y la multiplicación de verdades de los profetas populares –chapines– contemporáneos.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Édgar Gutiérrez
Desandar los caminos de Trump

Centroamérica y reforma migratoria.

noticia Cristian Velix/elPeriódico
ONU presenta los resultados de cooperación con el Gobierno de Guatemala

La colaboración de ese órgano se enmarcó en el crecimiento económico, hambre cero, salud y bienestar, reducción de desigualdades, entre otros.

noticia
La reacción de este niño al conocer a su hermanita cautiva a los internautas

El vídeo fue publicado en TikTok.


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Pedro Castillo asegura que ha llegado el momento de la “tranquilidad” en Perú

otras-noticias

Chile se prepara para comicios regionales con expectación sobre participación

otras-noticias

Lluvias dejan dos muertos y más de 185 mil afectados

otras-noticias

Publicidad