[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

“Don Chebo”

opinion

El personaje se llamó Eusebio Ibarra, y su fama la adquirió por hacer broma de todo lo que le sucedía.

 

Entre los guatemaltecos es común utilizar en las conversaciones anécdotas jocosas o ingeniosas,  chascarrillos, historietas o chistes; ello es prueba del ingenio y picardía natural en muchas personas. Entre estas formas idiomáticas  una muy utilizada, al menos en tiempos pasados, era hacer mención a don Chebo, como sinónimo de ocurrente, de ingenuo, ignorante y hasta de “algo tonto”. Se decía: “no seas chebo”.

Estas gracejadas derivan de los dichos de un personaje quetzalteco que nació en 1837 y fue un acaudalado emprendedor, quien construyó el primer teatro de la Ciudad, proyecto que fracasó por lo que hubo de convertirlo en su casa de habitación y más tarde y temporalmente, con motivo del terremoto de 1902, en sede del Instituto para Varones de Occidente –INVO– hasta que se construyó el edificio definitivo en su sede actual.

El personaje se llamó Eusebio Ibarra, y su fama la adquirió por hacer broma de todo lo que le sucedía, por lo que algunos pensaban que don Eusebio (don Chebo) era más bien ingenuo. Pero nada de eso, don Eusebio fue un hombre inteligente y emprendedor, que hacia gracejadas y convertía en optimistas las situaciones más diversas, por difíciles que fueran.

Don Eusebio murió en 1917, y se le reconoce una única hija: Cristina. Sin embargo se comentaba que tuvo tres hijos varones a los que heredó en vida, pero los ingratos le abandonaron quedándose con la fortuna del padre y abandonándole sin recursos para sobrevivir. Se dice que cuando le preguntaban por qué había heredado en vida contestaba: ¡por Chebo!

Son varias las anécdotas que se cuentan de don Chebo. Una relata que fue invitado a una cena, pero esa noche llovía torrencialmente en la Ciudad, por lo que llegó a la casa del convite a excusarse con que no podría llegar “porque está lloviendo…”.

Otra historieta de don Chebo: “una vez don Chebo salió a vender su caballo, pero en el camino, creyendo que hacia un gran negocio, lo cambió por una vaca; más adelante cambio la vaca por una cabra vieja; después a la cabra por un coche flaco; luego a este por un chompipe con piojillo; de ahí al chompipe por una gallina, y a la gallina por un cesto de manzanas podridas que le llevó a su mujer, quien según decía don Chebo, se puso feliz porque no tenía dientes y así podría comer manzanas muy suaves…”. En otra ocasión don Chebo quiso vender un caballo, y el comprador lo convenció que le permitiera dar varias vueltas en él, pero ya no  regresó. Entonces don Chebo dijo: “pero ya ven, aunque no regresó, me quedé con el gusto de no haberle rebajado ni un centavo…”. La casa de don Eusebio Ibarra pasó a manos del gobierno y es actualmente la cárcel de mujeres de Quetzaltenango.

A continuación un poema que sobre don Chebo escribiera el galardonado poeta Víctor Villagrán Amaya (1914-1954).

El romance de don chevo

Orondo señor don Chevo, / persona morrocotuda; / rico, ricote, ricacho, / ricazo de gran fortuna, / tan crecida, tan cuantiosa / que no la midieras nunca; / ricacho señor don Chevo, / el de la vida de chunga / vivida en Quetzaltenango, / vamos a contar algunas / historias de tu existencia, / que fuera chusca, ¡tan chusca!

Sé que bajaste de un techo. / a muchos metros de altura, / cogido de un chorro de agua / como de cuerda segura; / y que bajo el aguacero / a festines y tertulias / llegabas a disculparte / de no asistir por la lluvia. / Después cortaste una rama / montado sobre su punta, / y al separarla del tronco / sufriste caída brusca.

Y a pesar de que el ingenio / le va haciendo añadiduras / pintorescas a tu vida, / sin mala intención ni culpa, / ya te quedaste en el alma / del pueblo que fue tu cuna.

Orondo tío don Chevo, / persona de gran fortuna: / con el perdón de tu alma, / que ya se fue a las alturas, / remato aquí este romance, / que es también leyenda tuya.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Geldi Muñoz Palala elPeriódico
Mingob licita servicio de control telemático

Esta es la segunda vez que se busca contratar este servicio, con el cual se pretende reducir el hacinamiento en las cárceles del país.

noticia Europa Press
Desentrañan el misterio de la formación de los ‘anillos de café’

La formación de patrones es una ocurrencia común en el secado de líquidos coloidales, como leche, café, pintura, aerosoles y en sangre.

noticia AFP
Monica Puig no estará en Tokio

La puertorriqueña Mónica Puig, primera tenista latinoamericana en ganar un oro olímpico, anunció este domingo que será baja en los Juegos Olímpicos de Tokio por una lesión de hombro.

 


De último momento

MP presenta solicitud de antejuicio contra Jimmy Morales

La Fiscalía contra la Corrupción tiene una investigación abierta que involucra a Morales. El expediente está relacionado a la expulsión del comisionado de la CICIG, Iván Velásquez.

noticia Luisa Paredes /elPeriódico

Más en esta sección

Ricardo Jerez, listo para triunfar con los rojos

otras-noticias

El deseo de Rina Lazo se hace realidad

otras-noticias

Partidazo: ¡Ganó Francia!

otras-noticias

Publicidad