[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Solo es historia

opinion

La masacre de Chacalté.

Hace treinta años iniciaba el esfuerzo democrático en nuestro país. Para llegar a esa fecha hubo que aceptar y apoyar la cooperación del Grupo de Contadora, convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, que tuvo como fin redactar una nueva Constitución (1985), realizar y asegurar el proceso electoral, que llevó al licenciado Marco Vinicio Cerezo Arévalo a la Presidencia (1986-1990), impulsor de los acuerdos de Esquipulas I y II.

Continuamente se recuerdan hechos lamentables del enfrentamiento armado interno, particularmente para señalar a las fuerzas armadas, pero por alguna razón se dejan fuera un sinnúmero de acciones del oponente armado, que ayudarían a comprender lo sucedido a partir de sus orígenes anidados en la llamada Revolución del 44.

Con la firma de la paz terminó el enfrentamiento armado, no obstante hay quienes sin haber participado parasitan alrededor de esta. Los guerrilleros nunca fueron considerados enemigos personales, sino oponentes armados contra el Estado. Firmada la paz no hay razón para más confrontación.

Aclarado lo anterior traigo a la memoria de los guatemaltecos de treinta años, los hechos acaecidos en Chacalté (3/junio/1982). Catarina Cuxil Brito, una sobreviviente de la masacre repite el discurso y accionar de la guerrilla del EGP: “¡Con la guerrilla no se juega! ¡Hay que respetar la revolución! “Como tenían orden de gastar la menor cantidad de municiones, la mayoría de la gente murió degollada. A mi esposo lo mataron con cuchillo y después lo quemaron”, recuerda Catarina.

La masacre de Chacalté, Quiché, (13/06/1982) realizada por el Ejército Guerrillero de los Pobres (EGP), contra esta población, es similar a la ejecutada contra la aldea Batzul, Quiché, por un grupo del EGP al mando de (s) Roque, que fingiéndose Kaibiles procedieron a eliminar a balazos y a degollar con machetes a sus habitantes (elPeriódico 31/08/1999)

El accionar del EGP provocó “Un éxodo de quichelenses a lugares circunvecinos y a la ciudad capital, se ha observado en los últimos días. Huyen de la violencia imperante en ese departamento, donde grupos de organizaciones clandestinas han sembrado terror y muerte, asesinando a ancianos, mujeres y niños, quemando las propiedades, destruyendo carreteras… El Ejército nacional se encuentra patrullando las carreteras del occidente del país, para brindar protección a los habitantes” (P.L. 12/07/1981). Estos hechos fueron el  preámbulo de lo relatado anteriormente.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Barcelona-Atlético, algo más que un juego

El Atlético de Madrid visita el sábado al Barcelona en un duelo decisivo para las aspiraciones de ambos en el campeonato español, con el aliciente del reencuentro entre Leo Messi y Luis Suárez como oponentes.

 

noticia Fernando González Davison
Biden ante el desafío de los armados y furiosos

¿Cómo Biden resolverá estos y otros problemas?

noticia AFP
Las remotas regiones rusas empiezan a movilizarse contra Putin


Más en esta sección

Esto dijo el Ejecutivo sobre la remoción de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

¿Quién dirigirá la FECI después de la destitución de Juan Francisco Sandoval?

otras-noticias

Los cuadros de este caballo se han llegado a vender por 250 libras esterlinas

otras-noticias

Publicidad