[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Las gaviotas nos abofetean

opinion

Lo sucedido recientemente en el Centro Las Gaviotas, es un nuevo mensaje, en muy poco tiempo, a la sociedad guatemalteca que parece seguir indiferente a lo que sucede con la niñez y juventud.

Cuando vemos a un niño recién nacido, lo vemos precioso, es bonito. Cuando los vemos gatear y dar sus primeros pasos, son encantadores, especialmente para sus seres queridos que festejan sus travesuras, pero hay quienes carecen de todo, hasta del cariño de sus padres que les abandonan a su suerte o reciben como respuesta los latigazos, sopapos y hasta quemaduras para corregirlos. Los adolescentes y adultos del Centro Juvenil de Detención Provisional Las Gaviotas que se atrincheraron y exigían derechos, son fruto de esta sociedad injusta, posiblemente de hogares desintegrados que carecieron de todo, hasta de la protección de un Estado excluyente que la niñez le importa poco.

Son adolescentes que en algún momento tuvieron la esperanza de encontrar una fuente de trabajo que resolviera sus ingentes necesidades, pero llevaron un portazo en plena cara porque tampoco tuvieron la oportunidad de pasar por las aulas de la escuela, o porque vivían en una zona roja, así catalogado por muchos empresarios y comerciantes y podían ser un riesgos a sus intereses. No son seres que nacieron con trastornos mentales o de personalidad, pues según los estudios son pocos los casos. Los niños risueños y juguetones de los primeros años en que se forma su personalidad, los convertimos en delincuentes y violentos. Es el medio en que se desenvolvieron el que los transforma, es la negación de oportunidades lo que los empujó a buscar formas de defenderse, es la ausencia real de programas de reinserción y de rehabilitación, eficaces y orientados a combatir las causas de la criminalidad. Los palos policiacos y las bombas lacrimógenas podrán sofocar motines y controlar por un tiempo los centros, pero la rebeldía, el odio, el rencor contra una sociedad y un Estado que los abandona a su suerte, no se sofoca a golpes, se acrecienta, genera la solidaridad entre ellos, entre los que están prisioneros y amontonados en esos centros y entre los que están afuera rebelándose contra el Estado y la sociedad que les ha negado apoyos esenciales para la educación, la salud, la vivienda, la comida y hasta la diversión que podría aplacar el grito que llevan dentro. El crimen organizado ha sido capaz de aprovechar esa situación para sus propios fines y todos sabemos que a ellos, poco o nada les importa la vida y los lanza, sin compasión alguna, a la muerte.

Lo sucedido recientemente en el Centro Las Gaviotas, es un nuevo mensaje, en muy poco tiempo, a la sociedad guatemalteca que parece seguir indiferente a lo que sucede con la niñez y juventud, hombres y mujeres que no nacieron en conflicto con la ley. Podemos condenarles, pero los responsables somos todos los que hemos sido incapaces de construir un Estado incluyente y más aquellos que acaparan y que poco o nada les importa la muerte de la niñez por hambre. Mientras las causas de la criminalidad sigan intactas, solo podemos esperar graves conflictos sociales.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Evelin Vásquez*/elPeriódico
Presentan otro amparo en contra del Ejecutivo por elección de magistrado de la CC
noticia Europapress
Conoce a Bella, la oveja Texel que está tan convencida de que es un perro que hasta huye de las otras ovejas
noticia AFP
Festival de Cannes añade nueve filmes a su selección oficial

El Festival de Cannes todavía debe revelar la película que abrirá la sección Una cierta mirada y la que se proyectará en la “última sesión”.



Más en esta sección

Kevin Cordón: “El triunfo va para mi hermano y para todos los guatemaltecos”

otras-noticias

Kevin Cordón vuelve a ganar y sueña con la medalla olímpica

otras-noticias

5 Minutos

otras-noticias

Publicidad