[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

No es qué, sino quién

opinion

No importa qué se diga de ellos, sino quién se los diga.

 

Una persona diplomática es aquella que tiene un trato correcto, educado y dice las cosas de forma que no molesten. Diplomacia es precisamente lo que le faltó al embajador de Estados Unidos de Norteamérica acreditado en Guatemala, Todd Robinson, al atribuirle el adjetivo calificativo “idiota” a cuatro legisladores del Congreso de la República de Guatemala. Resultado de un exabrupto del señor Robinson, parece ser que los cuatro legisladores están más ofendidos por el hecho de que saliera de él, que por el adjetivo que utilizó para describirles. Espero que los guatemaltecos no caigamos en este juego de “intromisión” y “soberanía” al que apelan los ofendidos, ya que con disculpa o sin disculpa, este y muchos adjetivos con los que constantemente la mayoría de guatemaltecos los describen, no van a desaparecer.

El Congreso de la República es por lejos el menos solvente, ético y moral de los tres poderes del Estado. Son precisamente sus integrantes los que históricamente se han dejado corromper por los poderes fácticos, que han gobernado a su antojo y beneficio propio y espurio nuestro país. Por dinero, estos le han vedado un futuro próspero a millones de guatemaltecos y han condenado a nuestro país al subdesarrollo. ¿Será que el adjetivo utilizado por el diplomático fue el correcto?

Al parecer, la opinión de la mayoría de guatemaltecos no tiene ni ha tenido el mismo efecto en los políticos que la de un embajador. Constantemente se ha considerado a estos, corruptos, ladrones, ineptos, holgazanes, prepotentes –entre tantos otros calificativos–, sin lograr siquiera inmutarlos. Es más, históricamente hemos usado los mismos términos para describirlos, aunque ellos descaradamente se burlen de nosotros cambiando de color o ideología. Al igual que la justicia, al parecer se requiere de la ayuda de los extranjeros para lograr llamar la atención de quienes a perpetuidad se han burlado de nosotros. Lejos de condenar la actitud del embajador Robinson, la debiésemos de aplaudir, aunque no esté en sintonía con la diplomacia.

Los cuatro aludidos piden una disculpa pública por parte del embajador Robinson, quien los llamó idiotas por haberse prestado a firmar la contratación por US$80 mil mensuales de una firma de cabildeo en Washington. Es inaudito que en la misma conferencia de prensa en la que estos cuatro legisladores exigen una disculpa al embajador, declaren que el financiamiento para el cabildeo proviene de financistas privados que pidieron mantenerse en el anonimato, lo cual pretenden mantener así. Los que merecen una explicación, una aclaración y por último una disculpa somos los guatemaltecos, que somos para quienes estos cuatro y sus colegas, supuestamente, trabajan.

Lo más sorprendente de esta conferencia de prensa fue cuando los legisladores pidieron que la disculpa se haga a todos los guatemaltecos, ya que siendo ellos representantes del pueblo –según ellos–, fuimos todos aludidos por las palabras del señor embajador. Esto hace difícil que uno no esté de acuerdo con el adjetivo empleado –en exabrupto y fuera de lugar–, por el embajador, ya que solo un “idiota” podría utilizar este argumento con el historial de esta institución. Hasta que no exista una reforma profunda a la Ley Electoral y de Partidos Políticos, el Congreso de la República jamás será un representante genuino de los intereses de los ciudadanos.

En mi opinión, el embajador Robinson se refería a los actos de estos cuatro legisladores y no necesariamente a ellos en lo personal. Fuera del protocolo diplomático, sus palabras ponen al descubierto una incógnita que debe ser resuelta para los guatemaltecos: ¿quién está detrás del financiamiento millonario anónimo por cabildeo en Washington? Eso nos debe preocupar más, que la opinión del señor embajador.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
En un breve pero dramático presenta el teaser de la temporada 2 de The Witcher

Varios meses después de que terminara la filmación de la temporada 2 de The Witcher de Netflix, los fanáticos finalmente pudieron ver lo que pueden esperar ver en un clip teaser especialmente breve.

noticia Ana Lucía Mendizábal/Cultura
Escuelas de arte, en la mira del Ministerio de Cultura

La entidad gubernamental presentó un plan de acción para las principales escuelas de arte del país.

noticia AFP
La academia de “amazonas” de Gadafi, reconvertida en parque

A diferencia de otros sitios de la ciudad, donde se amontonan escombros y desperdicios, aquí todo está limpio.



Más en esta sección

Juan Francisco Sandoval se reúne con altos funcionarios de los EE.UU.

otras-noticias

Trump presionó al Departamento de Justicia para que dijera que los comicios fueron “fraudulentos”

otras-noticias

Se roba todas las miradas con su extravagante peinado hecho con globos de helio

otras-noticias

Publicidad