[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Cuatro es piropo

opinion

El manoseo de la patria es infame, como lo es el silencio de los que tienen obligación de hablar y callan.

 

Con una lógica fermentada mañosos de cuello blanco se empeñan en mantener el statu quo a cualquier precio con un doble discurso. Manipulando a Jimmy y degradando la investidura que representa concertaron una reunión con senadores republicanos sin una razón de Estado que lo justifique ni informar qué temas de interés nacional ameritan una aventura de ese calibre. Y como si fueran reyes medievales contrataron cabilderos en Washington con la misión aparente de convencer a ese gobierno que somos una maravilla por el trabajo del Presidente y del Congreso integrado por muñecos que no son corruptos ni ladrones, ocultando el verdadero objetivo: que la CICIG y míster Robinson se retiren de Guatemala, diplomático que se irá este año al cumplir las funciones asignadas. La campaña contra la Fiscal General es local. El cuento se destapó al coincidir Mérida –el embajador fantasma– y cuatro gatos escogidos de una pelotera que se armó en el hemiciclo, firmando un contrato con la misma empresa para hacer lobby, pagando los honorarios con dinero de origen oscuro. Al entrevistar al diputado jengibre, sofocado por las deudas y las dudas por decir algo dijo: solo tengo para los dulces, no financio esas cosas, sin aclarar el motivo por el cual usurpando funciones embrocó a sus cuates, ni revelar si la asociación de amigos de lo ajeno puso el pisto. También el Presidente –responsable de la política exterior– resulta bailando en la zarabanda sin una explicación sensata y la pregunta es: ¿Qué busca, se le perdió algo? Por su parte el Ministerio Público debe solicitar los antejuicios, previo a investigar los hechos y someterlos a los tribunales de justicia. A Mérida hay que procesarlo y averiguar si recibe órdenes divinas para hacer micos y pericos porque nadie sabe cómo le hace pero lo hace, armando líos a pesar de ser mojado. Los Jeques enredados en su telaraña no aceptan que el Estado se modernice y cumpla su función social, pretendiendo que la justicia se imparta a su manera y los impuestos los paguen los pendejos, para ellos la ignorancia es la felicidad de los pobres. En lugar de tirar los dólares a la basura deberían ayudar a la asociación de maridos angustiados.

Al ensañarse con la Fiscal General, el embajador Robinson y el doctor Velásquez, los arquitectos de la catástrofe que vivimos recurren a una serie de artimañas para que se vaya la CICIG sin cumplir el objetivo de combatir el Estado paralelo y transparentar la aplicación de la justicia, impulsando reformas irreversibles. Sin escatimar gastos montaron una conspiración para revertir el proceso que está desmantelando la administración mafiosa del país y los negocios sucios, permitiéndole vivir a los delincuentes como reyes, a costa de que la clase media desaparezca y la gente más empobrecida que nunca se vuelva miserable. Falta ver si estropean el programa integral que se implementará en el Triángulo Norte buscando resguardar la seguridad regional, amenazada por los grupos opuestos a que impere la ley y el orden. Es posible que sea saboteado y no funcione, manteniendo el modelo que nos ha convertido en una fábrica de inmigrantes a granel, por lo que urge hacer una reingeniería del Estado empezando por adaptar y adoptar el sistema impositivo del Tío Sam, enfrentando frontalmente la estructura mafiosa de guante blanco enquistada en el poder, que con cinismo dice estar de acuerdo con todo y bajo de agua hace tratos con el diablo. Si no se ponen las cosas en su lugar corremos el riesgo de que se instale un remedo de Afganistán, afectando a los más vulnerables. El manoseo de la patria es infame, como lo es el silencio de los que tienen obligación de hablar y callan. NOTA. Ricardo Alvarado Ortigoza integra la terna de candidatos a Procurador de los Derechos Humanos. Su sólida trayectoria profesional, sus valores y experiencia garantizan, de ser electo, un trabajo eficaz alejado del sesgo ideológico que le han dado a una institución que no debe apartarse de los fines para los que fue creada.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Europapress
Descubren un tiburón ‘alado’ de los mares del Cretácico
noticia Méndez Vides
A fondo

Viaje al centro de los libros.

noticia AFP
Asume el nuevo Congreso de Estados Unidos en vísperas de una semana decisiva


Más en esta sección

5 Minutos

otras-noticias

360 A vuelo de pájaro

otras-noticias

Abogado Marco Alveño confirma que su declaración ante la FECI es real

otras-noticias

Publicidad