[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La reforma que sería capaz de cambiarlo todo

opinion

Con la  reforma  de un solo artículo de la Constitución se haría posible que surgiera una realidad política distinta.

 

Con todo respeto, en esta jornada sabatina, preámbulo que es de un merecido descanso, momento que es propio para una profunda reflexión,   me permito compartir con usted el texto del Artículo 157 de la Constitución, tal y como quedaría, si logramos reformarlo e introducimos, con su reforma, el sistema de los distritos pequeños:

“Artículo 157. La potestad legislativa corresponde al Congreso de la República, compuesto por diputados electos directamente por el pueblo a través del sistema de distritos electorales pequeños.

El Tribunal Supremo Electoral distribuirá la República en ciento sesenta distritos, teniendo cada uno el mismo número de ciudadanos empadronados o, al menos,  parecido,  debiendo establecer,  dentro de la distribución  citada,  el distrito o distritos que corresponda  a los ciudadanos guatemaltecos que se encuentren en el extranjero.

Cada distrito elegirá un solo diputado y lo hará por sufragio universal y secreto para un período de dos años.

Todo ciudadano podrá inscribirse libremente como candidato a diputado en un distrito,  sin necesidad de que le postule ningún partido político o comité cívico electoral.

El diputado podrá ser reelecto en el distrito en el que se le  haya elegido, no pudiendo participar como candidato en  distrito distinto sino hasta transcurridos dos procesos electorales después de su elección.

 La campaña electoral para elegir diputados tendrá una duración máxima de noventa días y una mínima de sesenta, contados desde el día de la convocatoria hasta el día de la elección.

 El candidato o diputado no podrá gastar en su campaña electoral más que el equivalente a un mil cuatrocientos sesenta salarios mínimos.

En caso de falta definitiva de un diputado, sin más,  se declarará vacante el cargo”.

La reforma constitucional circunscrita como me he permitido proponerlo  a un solo artículo  permitirá –sin distractores– una exhaustiva discusión sobre el mismo  y de  todo  cuanto implica, así como que al momento en que se vote se haga  con pleno conocimiento de causa.

 El sistema de distritos electorales pequeños es el sistema que puede cambiarlo todo porque:

(1) Acaba con el monopolio que tienen los partidos políticos para postular candidatos que integren  el Congreso,  pudiendo postularse –sin más–  como candidato a diputado, todo ciudadano.

(2) La campaña electoral se hace más barata por ser corta y  pequeño el número de electores a los que el candidato se dirige y por existir un techo para los gastos que pueden realizarse.

(3) El tamaño pequeño de los distritos  permite que los candidatos y los electores se conozcan entre sí, incluso personalmente,  y que el voto pueda darse con mayor conocimiento.

(4) Termina con el  gana pierde, siendo electo –solamente–  quien gana la elección.

(5) Permite que todo ciudadano  pueda saber quién es su diputado y que este conozca bien los intereses, principios y valores de sus electores;  intereses, principios y valores  que deberá representar en el Congreso.

(6) Permite que los electores castiguen al diputado si no hace bien su trabajo, negándole la reelección si la pretende.

(7) El diputado se ve obligado a mantener contacto directo con los habitantes de su distrito ya que su período como diputado es muy corto y en todo momento se encuentra a las puertas de la próxima  elección.

 (8) Llegarán al Congreso por elección popular diputados indígenas y de todas las etnias, diputadas mujeres y diputados migrantes, lo que les dará una representación real, la representación   de  los electores de su distrito, ganada con el voto.

(9) El Pueblo quedará, finalmente, instalado en el Congreso y los diputados sometidos a su fiscalización constante: O hacen bien su trabajo o el Pueblo –con su voto– los saca del Congreso.

(10)  Siendo el Congreso en verdad representativo, estando el Pueblo en el Congreso, podrá poner en orden el Estado y quienes se arrogan representaciones que no tienen quedarán al descubierto.

La discusión política, como debe ser,  será realizada en el Congreso y de este,  el pueblo ya instalado, surgirán todo  tipo de reformas.

 Es preciso superar los lamentos y las quejas. Se hacen necesarias propuestas concretas y, esta, la reforma del artículo 157 que termina con los distritos pequeños y los listados, es una propuesta concreta. La propuesta que permite que nos sintamos bien representados en el Congreso y que lo estemos.

¡Una Guatemala distinta, patria de todos, se encuentra  al alcance de nuestras manos!

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luis Fernando Andrade Falla
La soberbia del poder

Hay un gran escepticismo ante lo que el Presidente de la República plantea y ofrece.

noticia AFP
Un hombre fuertemente armado es arrestado cerca del Capitolio de EE.UU.

Ante el violento asalto al Capitolio por partidarios de Trump el 6 de enero, Washington tomó medidas los últimos días y parece un campamento atrincherado, con bloques de hormigón y alambres de púas.

noticia AFP
Extranjeros sin mascarillas en Bali obligados a hacer flexiones

Más de 70 personas fueron multadas con 100 mil  rupias (unos 7 dólares), pero otras 30 no tenían dinero y fueron sancionadas a hacer flexiones.



Más en esta sección

Capturan a esposo de trabajadora del MP que fue asesinada

otras-noticias

Muere el famoso periodista de EE.UU. Larry King a los 87

otras-noticias

Las entrañas del poder VII

otras-noticias

Publicidad