[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Sistema penitenciario III y final

opinion

El destino de las armas -según el documento- era desconocido.

 

La crisis actual del sistema carcelario no es nueva. La corrupción que permite que todo tipo  de anomalías, irregularidades e ilegalidades se ejecuten dentro del sistema penitenciario y que corroe a guardias y a toda la cadena de funcionarios, es la misma corrupción que tiene al país sumido en una crisis estructural e histórica. De igual forma, las cárceles en Guatemala han estado controladas por mafias que jamás han logrado ser desarticuladas y simplemente cambian de cabecilla convirtiéndose en cada vez más eficientes y letales.

Entre los millones de documentos que acumularon los archivos nacionales durante el Siglo XX se encuentran evidencias que ilustran cómo dentro del periodo del conflicto armado, mafias y redes criminales estaban presentes en las cárceles.  Desde entonces, ya operaban a la par de los directores y funcionarios de esos centros. Esas mafias en ocasiones trabajaban directamente con empresas nacionales, oficiales del Ejército y políticos de derecha pero también operaban de manera transnacional.

Documentos de 1978 revelan cómo un mayor del ejército, durante su periodo como director de la Granja Modelo de Rehabilitación Pavón, recibió armamento consignado a un reconocido líder y político anticomunista. El destino de las armas -según el documento- era desconocido. El mismo director era señalado de estar involucrado en una operación que iniciaba en Colombia y que era responsable de ingresar a Guatemala dólares falsos, drogas y timbres fiscales. Otro documento señala a una compañía de seguros involucrada en la falsificación de timbres fiscales, producidos en El Salvador a más bajo precio y entregados a las mafias de Pavón, desde donde eran sacados, distribuidos y vendidos en Guatemala. Los documentos, también, mencionan denuncias sobre contrabando de licor y drogas que llegaban a los centros penitenciarios y como en ocasiones estos actos ilegales eran realizados por los mismos empleados del Organismo Judicial, específicamente de la Corte Suprema de Justicia.

Las crisis carcelarias no son exclusivas de Guatemala pero poco se podrá hacer si solo se dan soluciones superficiales a problemas enraizados, que involucran al Ejército, empresarios, mafias, sistema de justicia, gobernantes, todos, los que de una u otra manera se ven beneficiados de que estos centros continúen siendo espacios de criminalidad y de enriquecimiento ilícito.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Luis Fernando Andrade Falla
¿Paternalismo de México?

El Presidente electo de los EE.UU. tiene una gran experiencia en el tema migratorio regional.

noticia Jorge Esquivel / DPI 2296 34273 2201
El Macondo chapín
noticia AFP
Regulador europeo aprueba uso de la vacuna de Moderna en la UE


Más en esta sección

“El Chancle”

otras-noticias

Las entrañas del poder VI

otras-noticias

El Panteón no es para Rimbaud

otras-noticias

Publicidad