[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

En la espera

opinion

Un cuerpo humano es capaz de donar hasta 14 órganos.

 

Esperar es la práctica que requiere de una de las mayores virtudes: paciencia. Esperar la camioneta; que pase la procesión; que escriba que te extraña; que se caigan los dientes de leche; que te bese; que escampe; que llame; el día de pago; que salgan las lunas; que termine la operación y hasta nueve meses para nacer. Nos pasamos gran parte de la vida esperando a que los hechos ocurran. Y a veces no pasa nada.

¿Se imagina lo que significa esperar a que aparezca un órgano que va a salvar su vida o la de un ser amado?

Cuando una persona tiene insuficiencia orgánica terminal, requiere de un trasplante para sobrevivir. Este es el único tema médico en donde el insumo depende de la misma comunidad y donde uno de nosotros puede estar en cualquiera de los extremos de la cadena. Imagínese que un cuerpo humano es capaz de donar hasta 14 órganos, o sea, dar vida a 14 personas (eso sin contar huesos, tejidos, etcétera). Seguro que es un hecho que requiere de inmenso valor y humanidad. Solo quien ya está familiarizado con él, es capaz de tener suficiente aplomo, porque el peor momento para tomar una decisión es cuando estamos ante una tragedia.

El Decreto 91-96 (Ley de disposición de órganos y tejidos humanos para trasplante) está en vigencia desde 1996. Sin embargo, pocos saben de su existencia. Poco se hace.

Se dice que la donación de órganos es el acto de amor más sublime, porque en medio del dolor profundo, como lo es una pérdida, se opta por la solidaridad. Hace varios años existe una campaña circulando por el mundo que dice: “No se lleve los órganos al cielo, porque en el cielo saben que se necesitan aquí”. ¿Y el lema de la fundación Donaré? “Yo soy donador de órganos y mi familia ya lo sabe”.

El tema sigue estando ausente en nuestro imaginario. Incluso no forma parte de todas las carreras de medicina. ¿Será posible?

Acá, poca práctica médica existe al respecto, cuando realmente sería fácil implementarla, porque hay médicos de gran calidad. Pero claro, no sería ético crear una lista de pacientes en espera, si los donantes no aparecen. De usted depende. En pocas palabras, salvar vidas puede caer en nuestras manos, y que salven la nuestra, en manos de otros que lo pensaron y lo decidieron a tiempo. Rompamos el círculo. ¡Para luego es tarde! Decida por la solidaridad y comuníquelo a su familia.

En memoria al gran doctor Carlos Mejía, quien falleció en medio de un ataque armado y en vida optó por la solidaridad. Con su donación de córneas devolvió la vista a tres personas.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia José Manuel Patzán
Armando Escribá, el opulento exfuncionario que siempre burló la justicia

El excongresista es señalado de cuatro delitos, aunque su proceso fue anulado por una Sala de Apelaciones.

noticia AFP/ UNIVISION
Nuevo Congreso de EE. UU. asume en vísperas de una semana decisiva

La demócrata Nancy Pelosi fue reelecta presidenta de la Cámara de Representantes.

noticia
Por qué querían que los negocios de los puertos “fueran secreto de Estado”


Más en esta sección

Las entrañas del poder VII

otras-noticias

Ocho décadas sin James Joyce

otras-noticias

Biden urge aprobar plan de rescate

otras-noticias

Publicidad