[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Las paradojas en Guatemala

opinion

El atleta Ken Israel Franzuá Norales entrena y compite con tenis prestados, intentando superar el histórico récord de salto de altura impuesto por Teodoro Palacios Flores, hace más de cinco décadas, exactamente 57 años atrás.

Desde hace un año, Franzuá Norales solicitó unas zapatillas especiales para salto alto y la dirigencia deportiva ha sido insensible a sus necesidades e incapaz de responder apropiadamente. Según parece, el deportista ha sido sentenciado de manera inapelable a representar a Guatemala con zapatos ajenos de manera perenne.

El caso de Ken Israel Franzuá Norales es un ejemplo de las carencias y limitaciones que experimentan los atletas de alto rendimiento de Guatemala.

Mientras tanto, Gerardo Aguirre, un hombre de clase media baja digna, hijo de una mujer arrecha, admirable y trabajadora, que lo sacó adelante junto a sus hermanos, en base a muchos esfuerzos, sacrificios y disciplina, ha sido un softbolista muy destacado por 25 años. Presidente de la Asociación de Sóftbol entre 1999 y 2003. Trabajó en el Ministerio de Cultura y Deportes en 2001, y de 2004 a 2009 fue Director General de la Dirección General de Educación Física, con un salario como burócrata del Estado cierto y seguro, que alcanzaba los Q15 mil mensuales.

Poco más tarde, Aguirre dejó la certidumbre de sus ingresos en la burocracia del Estado y optó por trabajar a tiempo completo y  ad honórem, es decir “gratuitamente” en la alta dirigencia del deporte nacional, como presidente de la Confederación Deportiva  Autónoma de Guatemala (CDAG), entre 2009 y 2013, y en el Comité Olímpico Guatemalteco (COG) por el periodo 2014-2017. Vale decir que la CDAG recibe en términos anuales Q366 millones y el COG  Q96.5 millones, cifras para nada despreciables.

Tanto en la CDAG como en el COG, el trabajo de Gerardo Aguirre ha sido muy desordenado, sin un sentido claro de prioridades, fundamentalmente en el manejo de las arcas de estas instituciones, razón por la cual ha sido señalado y sancionado una y otra vez por la Contraloría General de Cuentas. En 2001 fue acusado por devengar dos salarios: uno como Director General de Educación Física y otro como presidente de la CDAG. En 2012 fue señalado de pertenecer a una red que ha saqueado Q700 millones al deporte, y el Ministerio Público lo citó a declarar.

Sin embargo, como dicen, la pena pasa y el pisto queda en casa: por las mañanas, en tanto Franzuá Norales incluso podría entrenar descalzo, Gerardo Aguirre acostumbra correr en Vista Hermosa I, con tenis de última generación, bajo el resguardo de dos lujosas y elegantes Toyota Land Cruiser, una adelante y otra detrás, rodeado de un puñado de guardaespaldas y perros bravos, pero educados, como un millonario emergente cualquiera.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia
¿Se lanzará el tráiler de la película Uncharted esta semana?

Tom Holland aparentemente da una posible pista sobre el avance de la película Uncharted

noticia Luis Aceituno
Supongamos que Nueva York es una ciudad

El legendario realizador cinematográfico Martin Scorsese vuelve a Netflix.

noticia Editorial
Sin vacunas pero con requisitos para vacunarse


Más en esta sección

Enorme globo de “bebé Trump” será expuesto en Museo de Londres

otras-noticias

Estudiantes universitarios queman llantas y bloquean la novena avenida de la zona 1

otras-noticias

Se acelera la vacunación en el mundo y América Latina supera los 550 mil muertos

otras-noticias

Publicidad