[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La buena vida, la buena muerte

opinion

En la cultura y sociedad occidental, la muerte se ha convertido en un evento médico.

El Gobierno canadiense legalizó en junio hace un año “la muerte médicamente asistida”; es decir, la eutanasia o buena muerte. Parece claro que la “buena muerte” es definida de manera particular por cada cultura y por cada época. Por ejemplo: en el siglo XIX, una campesina francesa, enferma de cólera, pidió, al cuarto día de su enfermedad, que llamaran al párroco. Él quería darle los últimos sacramentos. Ella dijo: “no todavía, señor cura, yo le diré cuándo”. Dos días después dijo: “vayan y díganle al señor cura que venga y me dé la extremaunción”. Esa mujer campesina murió en su casa, rodeada de gente y de cosas con las que ella estaba familiarizada. El párroco, y no el médico, estuvo a su lado. Sin duda tuvo una buena muerte, según su cultura y su época.

En la cultura y sociedad occidental, la muerte se ha convertido en un evento médico. La decisión del cómo y el cuándo se le ha arrebatado al sujeto para dejarla en manos del especialista. El moribundo se convierte así en un objeto, que generalmente no tiene voz ni voto en el acto final y más trascendente de su vida.

John Shields, de 78 años y enfermo de amiloidosis –una enfermedad incurable y en su caso sumamente dolorosa– decidió ser el sujeto de su propia muerte. Tener el control sobre su muerte lo empoderó y, en vez de sentirse desgraciado, él mismo recobró su sentido de agente. Así, Shields comenzó a planear su despedida. Junto a su médico, Stefanie Green, su esposa, su hija, amigos y personal del hospicio en que vivió sus últimos días, decidió tener una fiesta de adiós y agradecimiento. La tarde anterior a su “muerte médicamente asistida” reunió a sus familiares y amigos alrededor de su cama: todos comieron pollo rostizado, bebieron vino y güisqui, platicaron, recordaron historias, lloraron, leyeron poesía del poeta persa Rumi, cantaron canciones tristes y alegres, y John durmió tranquilo esa última noche.

La vida de John Shields fue plena. De origen irlandés, fue seminarista y se ordenó como sacerdote católico. Abandonó el sacerdocio, se casó, fue activista social, dirigente sindical y terapeuta. Los dos temas centrales de su vida fueron el servicio a los demás y la libertad personal. Creía que todo el universo –cada átomo, cada molécula, cada ser– estaba relacionado con el todo y que cada uno de nosotros tenía una misión cósmica. Crecer y desarrollar la conciencia universal.

Al día siguiente, la doctora Green llegó por la mañana al hospicio con el material necesario para asistir a John en su muerte. De nuevo, el enfermo y las cinco personas más cercanas a él se despidieron, hablaron, se abrazaron, y al final John pidió que se leyera la oración de San Francisco de Asís: “Señor, haz de mí un instrumento de tu paz:/ donde haya odio, ponga yo amor;/ donde haya ofensa, ponga yo perdón;/ donde haya discordia, ponga yo unión;/ donde haya error, ponga yo verdad;/ donde haya duda, ponga yo la fe;/ donde haya desesperación, ponga yo esperanza;/ donde haya tinieblas, ponga yo luz;/ donde haya tristeza, ponga yo alegría. Que no busque yo tanto/ ser consolado como consolar,/ ser comprendido como comprender,/ ser amado como amar. Porque dando se recibe,/ olvidando se encuentra,/ perdonando se es perdonando,/ y muriendo se resucita a la vida eterna”.

La ley canadiense exige que se le pregunte al sujeto si quiere proseguir con su decisión final. Shields reafirmó su voluntad de morir. Se llenaron los papeles legales y la doctora Green le aplicó las cuatro sustancias con las que terminaría la vida buena de John Shields. Cerró los ojos y trece minutos después, la conciencia de John se había unido al universo pleno.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia AFP
Un exempleado destruyó 50 vehículos Mercedes con una excavadora
noticia AFP
Primer fin de semana de 2021 con nuevas restricciones en el mundo por el virus
noticia AFP
COVID golpea a la NBA

La NBA pospuso el duelo entre Atlanta Hawks y Phoenix Suns que estaba programado para la noche de este miércoles,  debido a los protocolos de seguridad que implementa la liga en relación al covid-19.

 

 



Más en esta sección

FECI y Alianzas por las Reformas se unen a amparos contra resolución de Sala que favoreció a Moto

otras-noticias

La UE en rojo; China y EE. UU. se expanden

otras-noticias

Avión vinculado al narcotráfico se estrelló en Honduras

otras-noticias

Publicidad