[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

A 24 años del Serranazo

opinion

El martes 25 de mayo de 1993, el entonces presidente de Guatemala, Jorge Serrano, perpetró un autogolpe de Estado, que lo convirtió en dictador y lo llevó a suspender más de 40 artículos de la Constitución, incluyendo varios que consagran derechos fundamentales, disolver el Congreso y remover a los magistrados de la Corte de Constitucionalidad (CC) y de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), así como a los Procuradores General y de los Derechos Humanos.

Asimismo, el tachado de “aprendiz de dictador” dejó en suspenso la Ley de Amparo, Exhibición Personal y de Constitucionalidad y la Ley Electoral y de Partidos Políticos. También decretó la censura de la prensa independiente, extremo que llevó a cabo con abuso de poder y lujo de fuerza.

Sin embargo, el mismo día del autogolpe, la CC, presidida por Epaminondas González, declaró ilegítimas e inconstitucionales las decisiones arbitrarias adoptadas por el régimen serranista, plasmadas en las denominadas Normas Temporales de Gobierno. Por su parte, el Presidente del Tribunal Supremo Electoral, Arturo Herbruger, no accedió a la petición de Serrano para que convocara inmediatamente a elecciones legislativas.

El autogolpe de Serrano ocurrió en un momento de supina descomposición política en el país. La clase política prácticamente se había convertido en una plaga que estaba posada sobre el sector público. En el Congreso imperaba la grotesca “trinca infernal”, conformada por las bancadas de la UCN, la DCG y del MAS, dedicada a los más ruines, oscuros y escandalosos negocios. Además, la CSJ y el Organismo Judicial se habían politizado hasta los cimientos, al punto que operaban como una mera maquinaria político-electoral.

Por cierto, después de que se restableció el orden constitucional, el repudio a los pecados de la clase política desembocó en un clamor popular por la depuración del Congreso y de la CSJ, que se plasmó en la reforma constitucional que fue ratificada en la consulta popular celebrada el 30 de enero de 1994 y se dieron por terminados los períodos y funciones de diputados y magistrados.

Afortunadamente, la vigorosa resistencia ciudadana y el repudio de la comunidad internacional revirtieron el autogolpe perpetrado por Serrano siete días después de consumado y se restauró el orden constitucional. El resto de la historia todos la conocemos: Serrano huyó a Panamá y Ramiro De León fue designado presidente de la República. Copa por el imperio de la Constitución y la ley.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lorena Álvarez / elPeriódico
Banco Mundial prevé crecimiento de 3.6 por ciento

Las remesas y la reconstrucción luego de las tormentas impulsará la economía en Centroamérica.

noticia EFE
Honduras y la ONU oficializan oficina anticorrupción

El combate a la corrupción es un eje transversal en la agenda del Gobierno y de la Unodc, que tiene 21 oficinas ubicadas en diferentes países

noticia José Manuel Patzán
EE. UU. agiliza procesos de extradición en casos de narcotráfico


Más en esta sección

Guatemala detecta más 900 nuevos casos de COVID-19

otras-noticias

Exministro de Cultura y Deportes continúa prófugo

otras-noticias

Para los niños suizos de tres y cuatro años la democracia es un juego

otras-noticias

Publicidad