[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Vicepresidente Jafeth Cabrera

opinion

Profético espejismo dudoso.

 

El día domingo 25 de octubre del 2015 salí desanimado de mi casa hacia el centro de votación para ejercer la obligación y derecho de elegir presidente. El mal sabor en la boca del pasado gobierno patriota, con la dupla presidencial tras las rejas, nublaba el porvenir. Ninguno de los contendientes me entusiasmaba, así que tal y como lo declaré pública y anticipadamente, iba decidido a anular mi voto. La espera en fila fue breve, pero como en los asuntos de la política todo es emocional y subjetivo, todavía hubo tiempo para que se me revolviera la imagen de la candidata Sandra Torres en la memoria. Para mí, en particular, los años del gobierno de la Esperanza fueron negros, porque la corrupción bloqueó el trabajo, y sufrí el efecto de la delincuencia. Así que en un instante elegí entre el mal que se avecinaba o saltar al vacío con los ojos cerrados. Opté por lo segundo, votando en contra de Sandra Torres. Marqué la boleta y, cuando me preparaba a doblarla, sucedió lo increíble. Entiendo que no es un asunto lógico, pero tengo a mi favor que nunca he vivido experiencias alucinógenas y mi consumo de bebidas espirituosas no va más allá del mínimo social, o de la eventual bebida nocturna relajante antes de cenar. No influyó nada externo ni químico. Pero esa mañana, en el mismísimo centro de votación, la boleta cobró vida en mis manos como pantalla en donde contemplé en movimiento el rostro del doctor Jafeth Cabrera, sonriendo y guiñándome el ojo. Sentí pánico y la boleta me quemó las manos, pero en lugar de tacharla, perdí el control y fui a depositar el voto en la urna.

Recordé el hecho este domingo pasado, mientras presenciaba en el noticiero nocturno la entrevista al vicepresidente Cabrera, quien salió de su prudente confort discrecional, y es hoy presidente en funciones, dada la ausencia del mandatario viajero. En la pantalla sonreía como esa mañana de domingo en la papeleta. Los elegantes periodistas entrevistadores (uno de ellos arrastrándose, asintiendo por todo) le dieron la oportunidad de expresarse en un salón tradicional del Palacio Nacional, sin el filo acostumbrado de sus interrogatorios en el canal. El político habló de su experiencia universitaria, de haber participado en la fundación de varios partidos políticos, y afirmó que nunca estuvo de acuerdo con la aceptación en la bancada oficial de los diputados tránsfugas (se lavó las manos), y confesó que no está afiliado al partido que lo llevó al cargo, y a favor de las reformas entrampadas en el Congreso. Yo lo sentí alejándose de quien lo llevó al cargo, o quizá todo no es más que una continuación de aquel profético espejismo dudoso.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Redacción
Portuaria Santo Tomás entrega dividendos a trabajadores y autoridades

Las utilidades del Portuaria Santo Tomás en 2020 superaron los Q29 millones. 

noticia
“What if…?” el universo lleno de posibilidades llegará a Disney+

El escritor AC Bradley insinúa que llegarán más cameos a la primera aventura animada de Marvel Studios

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Pacto Ciudadano reprueba primer año de gobierno de Giammattei

La organización señala que los poderes, ejecutivo, legislativo y judicial siguen luciendo en profundos niveles de cooptación.



Más en esta sección

La pandemia hizo perder el equivalente de 255 millones de empleos en el mundo en 2020

otras-noticias

Salud ampliará horarios de atención en los mercados

otras-noticias

López Obrador acuerda con Putin la llegada a México de la vacuna Sputnik V

otras-noticias

Publicidad