[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Ninguna concesión 

opinion

El listado nacional de diputados tiene que ser eliminado. 

El Sistema Electoral de los Distritos Pequeños no admite medias tintas y si lo que pretende es que los distritos sean pequeños y eliminar con ello los dos vicios que han carcomido las entrañas de nuestro sistema político, la inmensidad de los distritos y los oscuros y monopólicos listados partidarios, el listado nacional de diputados –la quintaesencia del sistema a superar– no puede ser la excepción y tiene que ser eliminado. 

La eliminación de este monopólico y oscuro listado –monopólico y oscuro como todos los listados– implica –necesariamente– la reforma del Artículo 157 de la Constitución de la República puesto que este artículo es el que lo establece y no es posible eliminarlo, en consecuencia, si no se le reforma.

El listado nacional constituye la antítesis misma del sistema electoral de los Distritos Pequeños, inmenso como lo es este “súper distrito” (el “distrito nacional” lo constituyen todos los ciudadanos y todo el territorio nacional) diputados que así electos, representando a todos, a nadie representan, imposible que sepa el elector quién es su diputado, inexistente la posibilidad de premiarle con la reelección por su buen desempeño o, en caso contrario, de castigarle, echándole literalmente del Congreso.

El Artículo 157 tiene que reformarse porque este es el artículo que además establece que sea de cuatro años el período de los diputados y, en consecuencia, en tanto no se reforme, no puede reducirse al ideal de dos, reducción que resulta toral para que el sistema de distritos electorales pequeños funcione puesto que obliga a que el diputado no se duerma en sus laureles, siempre a las puertas, la próxima elección.

La Constitución –el Artículo 157– habla de distritos electorales y no de subdistritos electorales resultando un fraude a la ley la creación de subdistritos, –categoría, la de los subdistritos– que contradice lo que la Constitución manda, fraude, matizo, en tanto el Artículo 157 no sea reformado.

El listado nacional de diputados atenta en contra del Sistema Electoral de los Distritos Pequeños porque le roba literalmente a los distritos el 25 por ciento de los diputados que deberían elegir: Si se sostiene este listado, los distritos “pequeños” tendrían que ser un 25 por ciento más grandes de lo que serían si no se les robasen los escaños “nacionales”.

De lo que se trata el Sistema Electoral de los Distritos pequeños es de que estos sean tan pequeños cuanto sea posible y que los candidatos puedan conocer así a los electores y los electores a los candidatos.

Si se sostiene el listado nacional, monopólico y oscuro, los distritos pequeños ya no serían tan pequeños como lo debieran y no se daría el conocimiento descrito entre electos y electores, imprescindible para que tengamos la percepción de que estamos
representados en el Congreso –y que lo estemos.

El listado nacional de diputados también atenta en contra de que todo ciudadano pueda inscribirse como candidato sin necesidad de que lo inscriba un partido político: Si persisten los listados, persistirá el monopolio. 

Muchos no han comprendido, no lo han querido comprender –o quizá lo han comprendido demasiado bien– que la reforma del Artículo 157 que introduciría el Sistema Electoral de los Distritos Pequeños no se trata de un chapuz para que todo siga igual sino de una reforma que viene a cambiarlo todo permitiendo que el pueblo, quizá por primera vez, se instale en el Congreso.

El listado nacional, con su robo del 25 por ciento de las diputaciones, impide que existan distritos electorales en el extranjero y que los migrantes tengan, así, sus propios diputados así como que existan suficientes distritos en los cuales predomine la población indígena.

Para que el sistema de Distritos Electorales Pequeños funcione, los distritos electorales tienen que ser pequeños y no cabe en este sistema el listado nacional, ni listado alguno.

Los diputados al Congreso de la República deben surgir del favor de los electores y no de los partidos.

El candidato debe ganar en su distrito y no en los vericuetos partidarios.

De lo que se trata es de cambiar y bajo ninguna circunstancia de repetir lo mismo. ¿No lo han comprendido? ¿No lo ha querido comprender?

La verdad de las cosas es que, tal vez, lo hayan comprendido demasiado bien:
La reforma del 157 ¡Así de claro! lo cambia todo.

¿Cuál es el miedo?

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Rony Ríos
EE. UU. reitera cierre de fronteras a la migración irregular
noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
PNC captura a hombre que asesinó a su conviviente en Jutiapa

Según las autoridades el detenido perdió el control durante una discusión.

noticia Europa Press
Cargar el celular con una botella de agua caliente


Más en esta sección

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Ligan a proceso a Jorge Rafael Zea por el femicidio de Luz María

otras-noticias

Familias de San Marcos creen que guatemaltecos están entre las víctimas localizadas en México

otras-noticias

Publicidad