[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

El mandato de los diputados debe ser corto

opinion

La reforma del Artículo 157 reduce a dos años la duración de su permanencia en el Congreso.

 

La propuesta de la reforma política –reforma que puede hacerse con la reforma de un solo artículo de la Constitución, el 157, y que no puede hacerse sin reformar este artículo –constituye una propuesta clara y concreta– propuesta que podría llevarnos a que alcancemos a un amplio consenso nacional pero de la que lamentablemente se hacen los papos, entre otros, los “chilletas”, simpática palabra que se usa en México para referirse a los chillones que solo se quejan. “¡Ay, ay, ay, como me duele…”.

“Chilletas” que se quejan del Congreso de la República pero que –por eso lo de chillones o “chilletas”– se quedan tan solo en la queja.

La única forma de que concluya la percepción de que el elector no se encuentra representado en el Congreso –nadie sabe entre nosotros quién es su diputado– y que, por el contrario, tengamos la percepción de que si lo estamos –y lo estemos– es que se reforme el Artículo 157 de la Constitución –reforma que introduce el sistema electoral de los distritos pequeños.

Se hacen también los papos quienes sostiene la absurda idea –tal su propuesta– de que sean sustituidos los malos por los buenos ¡Ay tú! lo que ya evidenció su absoluto fracaso en el 94 ya que no existen buenos y malos como dos especies distintas.

En arca abierta, hasta el justo peca.

También se hacen los papos los partidos políticos ¡Brujo! ya que reformado el Artículo 157 e introducido el sistema de los distritos electorales pequeños todo ciudadano que quiera serlo podrá ser candidato a diputado sin necesidad de que lo postule un partido.

¿Verdad que no se oye, compadre?

También se hacen los papos quienes gustan de hablar babosadas y que así proponen, como solución, que se convoque a una Asamblea Nacional Constituyente sin caer en cuenta o quizá, perversos, sabiéndolo muy bien que si se la convocara sin que se reforme  –previamente– el Artículo 157, solo los partidos políticos podrían postular candidatos para integrarla, los distritos electorales igual de inmensos y el mismo sistema de listados, incluido el nacional –en otra palabras: Sin la reforma– previa del 157: ¡Más de lo mismo!

También y necesariamente se hacen los papos –es más que comprensible– quienes saben que jamás ganarían las elecciones y que, en consecuencia, no buscan alcanzar el poder por la vía electoral sino a través de subterfugios: ¿Acaso reformas oscuras y confusas, sin relación alguna con la necesaria reforma política, la reforma del Congreso?

¿Por la puerta de atrás, al poder? ¿Esa la idea?

 Otros se hacen los papos tirando la toalla antes de empezar la lucha bajo el argumento de que el Congreso de la República –con su actual integración– jamás aprobaría la reforma del 157 y, con ella, la introducción del sistema de los distritos electorales y pequeños, la única reforma constitucional que se necesita para refundar o fundar ¡Vaya usted a saber! políticamente el Estado, el Estado que, fundado o refundado, “sea de todos y no solo de unos pocos”.

Piensan estos –pesimistas por anticipado– que el Congreso no aprobaría jamás la reforma del 157, afanándose por ello tan solo en otras reformas, reformas que –dicho en buen chapín– no cambiarían absolutamente nada.

La reforma del 157 es la clave de todo –el necesario punto de partida– ya que hecha esta reforma el período de los diputados, en lo sucesivo, será de tan solo dos años, corto tiempo que resulta toral para que el diputado guarde lealtad a los electores: Si leal, será reelecto pero, si desleal, los propios electores , a los dos años –el periodo debe ser corto– le echarán del Congreso.

La reforma del 157 es la clave porque, con su reforma, terminan los distritos inmensos y en cada distrito –ya con la reforma, pequeños– se elige un solo diputado lo que permitirá que el elector –finalmente– sepa quién es su diputado, en las manos del elector el premio, la reelección y el castigo, echarle a los dos años del Congreso.

La reforma del 157 es la clave porque si los distritos son pequeños, la campaña electoral para elegir diputados puede ser muy corta –fácil como será llegar a todos los electores y visitar todos los rincones– más barata la campaña, por la misma razón y que, por la misma razón, permitirá que candidatos y electores se conozcan.

La reforma del 157 es la clave porque, con su reforma, desaparecen los actuales listados de candidatos, incluido el listado nacional.

La reforma del 157 es la clave porque, siendo los distritos pequeños, la población indígena podrá estar muy bien representada en el Congreso –ganará muchos distritos– y, de igual forma, los migrantes, existiendo distritos electorales fuera de Guatemala, en los lugares en que se encuentran.

La reforma del 157 es la clave porque el Congreso es la clave: Es el Congreso el que define el presupuesto, los impuestos que paguemos y el endeudamiento o no endeudamiento que tengamos y en que se gastará cada centavo: En educación, en salud, en seguridad, en justicia, en infraestructura o en tirarlo a la basura.

El Congreso es la clave porque el Congreso toma las grandes decisiones nacionales y define las leyes: ¿Buenos jueces para aplicar leyes malas?

¿El huevo o la gallina?

Ahora podemos entender a cabalidad por qué es que tantos se hacen los papos: Porque la reforma del 157 –para bien– puede cambiarlo todo.

Amén.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Manfredo Marroquín
Año difícil y complicado el del Bicentenario

La historia reciente y pasada de Guatemala ha estado dominada por crisis permanentes.

noticia AFP
Esperado debut de Pochettino con el PSG

El argentino Mauricio Pochettino tendrá su bautizo como nuevo entrenador del París Saint-Germain el miércoles en Saint-Etienne, en un partido de la 18ª jornada de la Ligue 1 francesa donde el equipo de la capital tendrá que jugar con varias bajas importantes.

 

noticia Redacción
¿Qué significa la elección de Mynor Moto para la CC?

El Colegio de Abogados y Notarios de Guatemala (CANG) eligió al juez penal Mynor Mauricio Moto Morataya para magistrado de la Corte de Constitucionalidad (CC). Moto, quien ha emitido fallos cuestionables y ha sido vinculado a implicados en casos de corrupción, fue electo a pesar de no contar con los requisitos de capacidad, idoneidad y honradez.



Más en esta sección

Capturan a hombre por el asesinato de su esposa y cuñado en Zacapa

otras-noticias

Presidente mexicano dice que Biden destinará US$ 4 millardos a Centroamérica

otras-noticias

Los retrasos en entregas de vacunas ponen en tensión a Europa

otras-noticias

Publicidad