[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

La reforma del 157 y la población migrante

opinion

Votar tan solo para Presidente es para el migrante como quedarse viendo, desde la vitrina, la toma de las grandes decisiones nacionales.

 

En otras palabras, si no se reforma el artículo 157, quedarán tan ajenos a estas decisiones, como siempre.

 Con la reforma que se le hiciera a la Ley Electoral y de Partidos Políticos –un “pasito pa’ delante y un pasito para atrás” –los migrantes podrán votar pero tan solo por los candidatos a la Presidencia de la República, tal y como que si el Congreso nada tuviera que ver con los migrantes, siendo que es en el donde se toman las más importantes decisiones nacionales, entre estas, la aprobación del presupuesto y de las leyes.

 Solamente el sistema propuesto de distritos electorales pequeños, incluidos los distritos que correspondan a los guatemaltecos que se encuentren en el exterior, hará que los migrantes accedan al Congreso de tal forma que sean sus diputados quienes representen y defiendan sus intereses –sus muy particulares intereses– así como sus principios y sus valores.

 Votar tan solo por el Presidente no proporciona a los migrantes voz alguna en el Congreso, ni poder de fiscalización alguno sobre el manejo del Estado, siendo preciso, para ello, que puedan contar con sus propios diputados.

 En el sistema electoral de los distritos pequeños, sistema que puede introducirse con la reforma de un solo artículo de la Constitución, el 157, cada distrito –distritos que debe establecer el Tribunal Supremo Electoral– tiene más o menos 60 mil electores cada uno, cantidad que permite que los candidatos y los electores se conozcan, estableciéndose distritos electorales con las mismas características en los lugares donde viven los migrantes de tal forma que puedan estos escoger sus propios diputados, diputados que representen y que defiendan en el Congreso sus intereses, sus principios y sus valores.

 Con el sistema de los distritos pequeños los diputados que sean electos por los migrantes en sus respectivos distritos serán su voz en el Congreso y siendo las elecciones cada dos años, buen cuidado tendrán estos diputados de representar y defender con lealtad los intereses, principios y valores de sus electores –los migrantes– ya que, de no hacerlo así, al cabo de su período –dos años– no serán reelectos sino echados del Congreso.

 En el sistema actual –el sistema de los interminables listados y de los distritos inmensos– el sistema del oligopolio partidario que nos rige, tanto la población indígena como la población migrante –indígena y ladina– carecen de la representación que deberían tener en el Congreso, una representación que sea acorde al número de electores indígenas y migrantes.

 ¿Cuál es el miedo?

 ¿No se quiere que sean muchos los diputados indígenas, ganadores en sus distritos?

¿No se quiere que la población migrante se encuentre representada en el Congreso?

 ¿Buenos para remitir remesas familiares pero no para tomar decisiones nacionales?

 De igual forma que las cacareadas reformas a la Ley electoral y de Partidos Políticos no introdujo reforma alguna al sistema de los distritos inmensos y de los oscuros listados

–no podía hacerlo ya que la supresión de listados y de distritos inmensos implica reforma constitucional– la del Artículo 157 –tampoco las reformas que se impulsan sobre el sector justicia hacen nada en absoluto para terminar con el perverso sistema de listados y de grandes distritos– soslayando así ¡Increíble pero cierto! la reforma política.

 El presupuesto nacional y las leyes, aunque se aprobasen las reformas al sector justicia que se proponen seguirían, en consecuencia, en las mismas manos, inexistente cordón umbilical alguno entre electos y electores.

 La verdadera reforma que se precisa –la reforma política– reitero –se soslaya– reforma que puede hacerse cambiando un solo artículo de la Constitución, el 157 y –si se soslaya es porque– en efecto –puede cambiarlo todo en tanto que las otra– además de desafortunadas –oscuras– que en vez de unir, polarizan –no llegan sino al nivel de los remiendos.

 La Constitución es un pacto de paz social y las reformas a la Constitución tienen que seguir siendo ese pacto. Profundizado, mejorado pero, de igual manera, tal y como lo es la Constitución –pacto de paz, no de discordia.

Diputados de la población indígena, ganadores en múltiples distritos y diputados de la población migrante, ganadores en los suyos.

 Candidatos quienes quieran serlo, sin necesidad de partidos.

 ¿Cuál es el miedo?

 ¿Por qué no debatimos –dejadas de lado las caretas?

 (Continuará, cuanto sea preciso, hasta lograrlo)

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Comunidad /Tomado de Marketers by Adlatina
“Ecommerce” movió más de US$900 millardos en 2020

Un informe de Warc destacó los principales hitos del año pasado: el crecimiento del comercio electrónico, el furor de TikTok y el auge de los deportes electrónicos.

noticia AFP
Japón conmemora los diez años de la triple catástrofe de marzo de 2011

Japón conmemoró con gran emoción este jueves el décimo aniversario de la triple catástrofe del 11 de marzo de 2011 –un terremoto, un tsunami y un accidente nuclear– que ha traumatizado para siempre al país.

noticia Redacción Deportes
Cremas son favoritos contra Sacachispas

Comunicaciones no sólo es el candidato a superar la serie contra Sacachispas que arranca este miércoles: también es el aspirante número uno al título del torneo Clausura 2021.

 

 



Más en esta sección

Autoridades Ancestrales realizarán un paro plurinacional de 36 horas

otras-noticias

Acumula 40% más millas en tus compras de agosto con tu tarjeta BAC / Credomatic AAdvantage y participa para ser uno de los 7 ganadores de 40,000 millas

otras-noticias

La variante delta es ya responsable del 93 por ciento de los casos de COVID-19 en EEUU

otras-noticias

Publicidad