[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Mi libro en las rejas de un balcón antigüeño

opinion

Como se sabe los libros, son al final, retoños de uno mismo.

No han sido pocos los lectores de esta columna, que en cualquier evento público o bien simplemente caminando por la calle, tienen la amabilidad de decirme: Yo lo leo casi siempre. Algunos me sugieren temas, me dicen qué artículos les han gustado y qué otros les han desagradado. Al final, creo que ellos me regalan su tiempo y su pasión por los temas que aborda la vida actual de nuestra convulsa Guatemala. Pues bien, ahora soy yo quien los quiere invitar, estimados lectores. El próximo sábado 29 de abril del año en curso, a partir de las once horas, en el Centro Cultural del Colegio Mayor de Santo Tomás de Aquino de la Universidad de San Carlos de Guatemala –Usac– localizado en la 1a. calle norte, No. 23, en La Antigua Guatemala, se presentará y comentará mi libro “La Nueva Guatemala de la Asunción. Economía Política, crecimiento urbano y urbanización, 1898-1954. Tomo I: 1898-1931”. Los comentaristas son la editora e historiadora Ana Cofiño y el maestro, historiador, Edgar Ruano Najarro. Como se sabe los libros, son al final, retoños de uno mismo. Y este ha salido viajero, pues ya fue presentado en la Casa Municipal Antigua Imprenta Sánchez y de Guise, en la ciudad de Guatemala, como en la tierra de mis antepasados maternos, en la ciudad altense de Xelajú, en la Casa Noj; de la municipalidad quezalteca. Además,  ya se presentó en el Seminario Internacional de ciudades centroamericanas, en la Universidad Centroamericana –UCA–, de Managua, Nicaragua, en el Congreso Centroamericano de Historiadores en Tegucigalpa, Honduras y en el Congreso Pensar y Repensar a la América Latina, en la Universidad de Sao Paulo, Brasil; el año pasado.

Es esta ocasión toca presentarlo en la tierra de mis antepasados paternos. Mis bisabuelos eran los Velásquez Collado. Por las historias familiares sé que eran pequeños productores de añil, en un primer momento y de grana o cochinilla, después. Vivían en la 6a. Avenida Norte, No. 40; casi enfrente del Convento y de la Iglesia de la Merced en Santiago de Guatemala. Mi abuela María del Socorro, compañerita de estudios de César Brañas y de Manuel Noriega Morales. Era hermana del famoso compositor antigüeño, Alberto Velásquez Collado (1894-1954), autor de música popular guatemalteca, tan conocida como “Chuchitos Calientes”, “La Rancherita” y de “Lindas Antigüeñas” (1940).  Fue por muchos años director de la banda de música que acompañó a la procesión de Jesús de la Merced, en su largo calvario. Quizás por ello, la banda de música de la Municipalidad de esa ciudad, lleva su nombre. Mi padre se llamó Juan Guillermo Velásquez Martínez (1925-1988), tenedor de libros y administrador de empresas. Un primo hermano de mi padre, fue también músico y compositor, que llevó por nombre José Luis Velásquez González (1935-1985), autor de canciones de la música popular guatemalteca, que llevan por nombre “Como una sombra” y  “Añoranzas”; entre otras. Por ello, para mí, se cierra un ciclo de homenajes a mis progenitores. Y para que mis hijos, no me digan, que solo escribo sobre los Carrera, les recuerdo que mis antepasados maternos eran más festivos que los Velásquez y quizás por ello los rememoro más. Para muestra este botón. Para un cumpleaños de mi abuela Martha Florencia Samayoa de Carrera, el grupo argentino “Los Cuatro del Sur”, entró cantando a la casa de Villas del Pedregal este poema sobre La Antigua Guatemala, musicalizado por el guitarrista y compositor argentino, Rodolfo Benítez: “Rejas de un balcón antigüeño, donde prendida se quedó, la luz de un par de ojazos negros, la flor de un caballero que por allí pasó. Viejos portones y zaguanes, patios que huelen a jazmín, mientras platican los volcanes, que aquellos viejos tiempos de Doña Beatriz. Así es mi Antigua ciudad, que me robó el corazón y se lo vengo a entregar con mi verso mejor al pie de aquel balcón…Antigua, Antigua…”.  No sé quién fue el autor de este hermoso poema.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Cristian Velix/elPeriódico
ONU presenta los resultados de cooperación con el Gobierno de Guatemala

La colaboración de ese órgano se enmarcó en el crecimiento económico, hambre cero, salud y bienestar, reducción de desigualdades, entre otros.

noticia Cindy Espina /elPeriódico
Fundación vinculada a diputado oficialista ha recibido Q3 millones del Estado

Los proyectos de la Fundación Conguate son para apoyar a los deportados desde Estados Unidos.  El primer centro de capacitación se construyó en Mixco, sin embargo, la mayor parte de la población deportada es originaria de departamentos del occidente del país.

noticia EFE
Fiscal salvadoreño resta importancia a lista de EE.UU. de casos de corrupción

Al ser preguntado por si la lista generará o no una investigación penal, se limitó a decir: “Eso no lo voy a responder”.



Más en esta sección

Secretario de Estado de EE. UU.: “despido de Sandoval fortalece las fuerzas de la impunidad”

otras-noticias

Asturias, actualidad permanente

otras-noticias

Diversos sectores respaldan y reconocen trabajo de Juan Francisco Sandoval

otras-noticias

Publicidad