[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

157

opinion

Sea este un respetuoso pero, a la vez, el más enérgico de los emplazamientos: Quienes tengan una propuesta mejor, que nos la digan pero, si no la tienen, que hagan suya la presente y la respalden.

 

Del Congreso de la República depende el presupuesto y la promulgación de las leyes por lo cual ¡Tan claro como eso! si queremos un mayor presupuesto para salud, educación, seguridad e infraestructura no habremos de lograrlo si no tenemos el Congreso y, de igual forma, si queremos que sean justas nuestras leyes.

Si no tenemos incidencia sobre el presupuesto y sobre las leyes ¿Qué incidencia tenemos?

¿Para qué jueces “independientes”, si injustas las leyes? ¿Cómo podría darse una administración de justicia independiente, sin un adecuado presupuesto?

¿Quién define el presupuesto y quién las leyes?

Para que sean justas las leyes y que el sector justicia tenga un presupuesto adecuado, se necesita del Congreso.

¿Para qué todo lo demás si prevalecen la inseguridad, la enfermedad y la ignorancia? ¿Si la infraestructura es insuficiente?

La clave de todo se encuentra en el Congreso y, por ende, es la reforma política la primera que debe realizarse.

¿Para qué las autoridades ancestrales si ajenas, como siempre, a las grandes decisiones nacionales, decisiones en manos del Congreso?

¿Para qué el voto de los migrantes si estos no tienen sus propios diputados?

Algunos –por ignorancia o mala fe– persisten en el error de no entenderlo o de no quererlo comprender:

Sin el Congreso de la República, todo lo demás sale sobrando y solo existe una forma para que los ciudadanos nos sintamos –y estemos– en el Congreso, la reforma del Artículo 157 de la Constitución que introduciría el sistema electoral de los distritos pequeños: sistema que bien conocen los embajadores Todd Robinson y Thomas Carter, así como la congresista Norma Torres, sistema que funciona.

En nuestra propuesta se dan 160 distritos y, en consecuencia, solo 160 diputados, todos ellos con un mandato corto, de dos años: Si lo hacen bien, reelectos pero, si mal, echados; campaña corta y económica, 45 días, propia de las necesidades de un distrito pequeño; inscrito como candidato todo aquel quiera serlo, sin necesidad de un partido.

Usted sabrá quién es su diputado –a quien premiar o castigar, según su desempeño; la población indígena– ganadora en múltiples distritos, –estará bien representada y otro tanto, lo estarán los migrantes.

¿Cuál es el miedo? ¿Nos da miedo la Guatemala distinta que habría de surgir?

¿Nos produce miedo que el poder pudiera llegar a nuestras manos?

¡Hartémonos ya de las quejitas y de los quejumbrosos que no hacen sino quejarse, sin propuesta!

¡Hartémonos de los necios que propugnan por un “depuración” del Congreso –los “malos” por “los buenos” ¡Soberana babosada! no existen tales como especies” o bien por una Asamblea Nacional Constituyente, necios que no entienden que sin la reforma previa del Artículo 157 solo los partidos políticos podrían postular candidatos para integrarla (más de lo mismo) y peor aún los que llaman a las barricadas –imbéciles o perversos que podrían llevarnos a otros 36 años de conflicto– y por lo demás carentes de los “atributos” para irse a las montañas.

Es a nuestro Presidente –representante que es de la unidad nacional– a quien le corresponde enarbolar la bandera y llevarnos a buen fin, el sistema de distritos pequeños que permita que el pueblo se instale en el Congreso, el mejor de sus legados y –a tal punto– que si nada más hiciera –justificado estaría su mandato.

Momento oportuno resulta este para comprender que el Presidente –sin ínfulas de estadista (Dime de qué presumes y te diré lo que te falta) ha llamado al Censo Nacional, necesario punto de partida que los autoproclamados “estadistas” vinieron soslayando; impulsado el abastecimiento de medicinas en los hospitales (abastecimiento que fue obvio en la tragedia del “Hogar Seguro” –ninguna crítica en torno al mismo) un abastecimiento no logrado todavía en los centros de salud, así lo reconoce, pero sí en las escuelas: refacciones escolares y útiles impresos – obtenidos estos últimos ¿ Por qué no decirlo? con un inmenso ahorro ¿Porqué tan calladitos? y, finalmente, pasado de la caja negativa que el Ministerio de Finanzas recibiera, a caja positiva…

¿Perfecto aquel que representa la Unidad nacional? En absoluto, pero confiable incluso por su actitud –ejemplo– ante el proceso familiar.

En sus manos –en Consejo de Ministros– llamar a la única reforma constitucional que puede hacer la diferencia, la del 157.

Amén.

(Continuará, hasta lograrlo)

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Lucero Sapalú/ elPeriódico
Cierre de vertedero de AMSA provoca largas filas de camiones recolectores

El lugar fue cerrado ayer por falta de maquinaria para operar según la municipalidad de Villa Nueva.

noticia
Este 2021 Condado Concepción amplía su portafolio de marcas
noticia AFP
EE.UU. no busca “imponer” su modelo en Centroamérica, afirma enviado de Biden


Más en esta sección

Laboratorio de Datos reporta un exceso de mortalidad de 25 mil 17 personas

otras-noticias

Guatemala bajo la lupa

otras-noticias

Municipalidad Indígena de Sololá da un ultimátum a Giammattei y a Porras

otras-noticias

Publicidad