[theme-my-login default_action="register" show_links="0"]

¿Perdiste tu contrseña? Ingresa tu correo electrónico. Recibirás un correo para crear una nueva contrseña.

[theme-my-login default_action="lostpassword" show_links="0"]

Regresar

Cerrar

Publicidad

Opiniones de hoy

Devastación ambiental

opinion

No es casualidad que los más afectados sean siempre comunidades indígenas.

 

El sábado pasado se celebró el Día de la Tierra, conmemoración trivial en un país en el que cada día los recursos naturales son abatidos. En Guatemala, afrontar el cambio climático es tarea extremadamente urgente pero compleja, dado que políticas ecocidas se combinan con la corrupción institucionalizada y el racismo histórico de empresas, ministerios y funcionarios públicos que se enriquecen materialmente de la destrucción del entorno ambiental, ya sea protegido o habitado por comunidades, en su mayoría indígenas.

Hasta el momento, los guatemaltecos urbanos, tienen el lujo de asumir el concepto de “calentamiento global” como una idea abstracta. Sin embargo, cada año, desde el 2012, se reportan temperaturas cada vez más altas resultando en sequías que afectan las siembras y aumentan la hambruna, llevando a la desnutrición de las comunidades más pobres del país.

Es en los espacios de crisis que la corrupción estatal y la pequeña elite aprovechan para operar y generar ganancias. En 2016, el caso denominado “El Bodegón”, reveló que el MAGA gastó Q248 millones en comprar maíz para aliviar los efectos de la sequía en comunidades devastadas. La investigación evidenció que el precio fue sobrevalorado pero que fundamentalmente los granos distribuidos a miles de familias indígenas pobres, no eran aptos para el consumo animal menos para el humano.

Hoy, las políticas públicas y la visión de la elite, que asume a Guatemala como su finca, no han servido para detener sino para incrementar los efectos del calentamiento global. A pesar del daño ambiental se siguen desviando ríos para regar plantaciones de caña y palma africana, industrias que destruyen nacimientos de agua y las múltiples especies que los habitan. Se sigue aceptando el uso de estudios de impacto ambiental falsos que avalan a compañías petroleras que devastan reservas de selva protegida. Contrarrestar estas políticas de Estado, requiere de un enfoque múltiple que revele cómo el racismo, la corrupción, la ambición desmesurada y la explotación van de la mano. No es casualidad que los más afectados sean siempre comunidades indígenas, quienes tienden a ser criminalizadas cuando expresan su oposición a los procesos extractivos que les perjudican, así como cuando buscan proteger su entorno ambiental.

Publicidad


Esto te puede interesar

noticia Sputnik
Centroamérica deja el 2020 ambientalmente golpeada y más vulnerable

Pandemia, plagas, inundaciones, tormentas ciclónicas y políticas… de todo sufrió Centroamérica en este 2020, para confirmarse como una de las regiones más vulnerables a los efectos del cambio climático.

noticia Roberto Antonio Wagner
El contrataque de China

China también aprovechó el 2020 para modernizar y aumentar sus capacidades militares.

noticia Claudia Ramírez / elPeriódico
Albergues de Conred han recibido a más de 2 mil personas por temporada de frío

En lo que va del mes de enero, la institución atendió a 387 albergados.



Más en esta sección

Exdirectora de la Diaco denuncia difamaciones

otras-noticias

Kamala Harris, la primera mujer en alcanzar la vicepresidencia de EE. UU

otras-noticias

Los Biden, la nueva “primera familia” de Estados Unidos

otras-noticias

Publicidad